El Abogado

Viernes 10 de Febrero, 2017.

Nuestro Pan Diario
“El Abogado”
(Por: Mart De Haan)

Versículos para hoy: 1Juan 1:8-22
«… si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.» 1 Juan 2:1

Guía para leer la Biblia en un año, lectura para hoy: Mateo 25:1-30

Desde una cárcel de Florida, en junio de 1962, Clarence Earl Gideon escribió una nota a la Corte Suprema de los Estados Unidos pidiendo que se revisara su condena por un crimen que no había cometido. Y agregó que no tenía medios para contratar a un abogado. Al año, en el histórico caso Gideon c/ Wainright, la Corte Suprema dictaminó que las personas que no podían costear su defensa debían recibir la asistencia de un defensor público provisto por el Estado. Tras esta decisión, y con la ayuda de un abogado de oficio, Gideon fue juzgado nuevamente y absuelto.

Pero ¿qué sucede si somos culpables? Según Pablo, todos lo somos, pero la corte celestial provee un Abogado, el cual, costeado por Dios, ofrece defender y cuidar nuestra alma (1 Juan 2:2). Jesús nos ofrece una libertad que incluso los presos han descrito como mejor que cualquier otra cosa experimentada fuera de la cárcel. Es libertad del corazón y la mente.

Ya sea que suframos por las injusticias hechas por nosotros o contra nosotros, Jesús puede representarnos a todos. En su autoridad suprema, Él responde todo pedido de misericordia, perdón y consuelo.

Jesús, nuestro Abogado, puede convertir nuestra prisión de desesperanza, temor o remordimiento en un lugar lleno de su presencia. Aquel que murió como nuestro Sustituto vive ahora como nuestro Abogado.

Oración: Señor Jesús, Tu Palabra dice que ante los ataques, contubernios y acusaciones del enemigo de las almas en nuestra contra, podemos acudir a Ti confiados porque Tú eres nuestro abogado. Jesucristo es el abogado que nunca ha perdido un caso, que conoce todas las leyes y todas las leyes han quedado subordinadas a Él por el inmenso y eterno amor que tuvo por la humanidad al entregarse en sacrificio de muerte al Calvario. Jesucristo es el abogado que para ganar los millones de casos que ha ganado, nunca ha dicho mentira ni trafasia, porque Él mismo es la verdad y Su sola presencia ratifica toda verdad. Jesucristo el Justo; Jesucristo, mi abogado, mi Redentor, mi Salvador. Jesucristo, el Autor y Consumador de mi libertad eterna.
 
-CF Jara-

La gloria es solo de Cristo Jesús.
DIOS te bendiga.

Encuentre más lecturas edificantes en Nuestro Pan Diario





http://www.ministeriosishunejar.com

Comments