"¿Quién te está mirando?"

Nuestro Pan Diario
“¿Quién te está mirando?”
(Por Dave Branon )
Leer: Salmo 34:15-22 
« Los ojos del Señor están sobre los justos…» Salmo 34:15

La Biblia en un año: Romanos 8:1-21

Dondequiera que vayan los atletas que participan en los Juegos Olímpicos 2016 en Río de Janeiro, podrán ver a Jesús. Sobre el Corcovado, un monte de casi 700 metros de altura en esta ciudad brasileña, se eleva una estatua de unos 30 metros de altura, llamada Cristo Redentor. Con los brazos extendidos, esta enorme figura se ve de día y de noche desde casi toda la vasta metrópolis.

Por más alentadora que sea esta escultura de cemento y esteatita para todos los que miren hacia arriba y la vean, mucho más reconfortante es que el Jesús vivo y verdadero nos ve a nosotros. En el Salmo 34, David lo explica así: «Los ojos del Señor están sobre los justos, y atentos sus oídos al clamor de ellos» (v. 15). Además, señaló que, cuando los justos claman a Él por ayuda, «el Señor oye, y los libra de todas sus angustias. Cercano está el Señor a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu» (vv. 17-18).

Pero ¿quiénes son los justos? Los que colocan su fe en Jesucristo, Aquel que es nuestra justificación (1 Corintios 1:30). Dios vigila nuestra vida y escucha el clamor de quienes confiamos en Él. El Señor está cerca para ayudarnos en los momentos que más lo necesitamos.

Los ojos de Jesús están puestos sobre ti. El Señor siempre nos mantiene a la vista.

Señor, guíame por tu Palabra y tu Espíritu en el camino correcto.
Encuentre más lecturas edificantes en Nuestro Pan Diario
Ministerios Cristianos Mundiales “Îshu-nejar”
http://www.ministeriosishunejar.com

"Oración insensata"

Miércoles 3 de Agosto, 2016.

Nuestro Pan Diario
“Oración insensata”
(Por Julie Ackerman Link)

Leer: Josué 1:1-9
«… como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.» Josué 1:5

La Biblia en un año: Romanos 6

A veces, mis oraciones me dan vergüenza. Con mucha frecuencia, me oigo decir frases conocidas que se asemejan más a rellenos sin sentido que a una interacción íntima y significativa. Una frase que me hace enojar y que me parece que puede ofender a Dios es: «Señor, quédate conmigo», cuando en las Escrituras, Él ya prometió que nunca nos abandonará.

Dios le hizo esa promesa a Josué justo antes de que guiara a los israelitas para entrar en la tierra prometida (Josué 1:5). Posteriormente, el autor de Hebreos reclamó esta promesa para todos los creyentes: «… No te desampararé, ni te dejaré» (13:5). En ambos casos, el contexto indica que la presencia de Dios tiene que ver con darnos el poder para hacer Su voluntad y no la nuestra, ya que esta última es, por lo general, la que tengo en mente en mis oraciones.

Quizá una mejor plegaria sería algo así: «Señor, gracias por tu Espíritu Santo que mora en mí, que está dispuesto a dirigirme por el camino que tú quieres que vaya y que puede hacerlo. Que yo no te lleve donde tú no desees ir. Que no te reclute para hacer mi voluntad, sino que me someta humildemente a ti para hacer la tuya».

Cuando hagamos la voluntad de Dios, Él estará con nosotros aunque no se lo pidamos. Si no estamos cumpliéndola, debemos pedirle perdón, cambiar de dirección y seguirlo.

Que no seamos inconscientes al orar, sino conscientes de la voluntad de Dios.

Encuentre más lecturas edificantes en Nuestro Pan Diario
Ministerios Cristianos Mundiales “Îshu-nejar”
http://www.ministeriosishunejar.com

"Lo mejor está por venir"

Lunes 1 de Agosto, 2016.

Nuestro Pan Diario
“Lo mejor está por venir”
(Por JB)

Leer: Deuteronomio 34:1-12
«El eterno Dios es tu refugio, y acá abajo los brazos eternos…» Deuteronomio 33:27

La Biblia en un año: Romanos 4

¿Los mejores días de nuestra vida ya han pasado o están por llegar? Nuestra perspectiva de la vida —y nuestra respuesta a esta pregunta— puede cambiar. Cuando somos más jóvenes, miramos al futuro deseando crecer. Y, cuando crecemos, anhelamos el pasado, queriendo volver a ser jóvenes. Sin embargo, cuando caminamos con Dios, ¡lo mejor está por venir!

Durante su larga vida, Moisés fue testigo de las maravillas que hizo Dios, y muchas de esas cosas sucedieron cuando ya había dejado de ser joven. A los 80 años, confrontó a Faraón y vio cómo el Señor liberaba a su pueblo de la esclavitud (Éxodo 3–13). También vio que el Mar Rojo se abrió, que el maná descendió del cielo; incluso, habló con Dios «cara a cara» (14:21; 16:4; 33:11).

Toda su vida, Moisés vivió expectante, mirando al futuro para ver qué haría Dios (Hebreos 11:24-27). Durante su último año de vida, cumplió 120 años, y, aún así, entendía que su vida con Dios estaba solo empezando y que nunca dejaría de ver la grandeza y el amor del Señor.

Al margen de nuestra edad, «el eterno Dios es [nuestro] refugio, y acá abajo los brazos eternos» (Deuteronomio 33:27), quien fielmente nos dará su gozo cada día. Cuando caminamos con Dios, lo mejor está aún por venir.

Señor, te alabo por todo lo que hiciste en el pasado, y te agradezco por tus bendiciones hoy y por lo que harás en el futuro.

Encuentre más lecturas edificantes en Nuestro Pan Diario
Ministerios Cristianos Mundiales “Îshu-nejar”
http://www.ministeriosishunejar.com

"Dar gracias"

La Ventana del Alma.

"Dar gracias"
Por: CF Jara.

«¿Qué sería de la vida si no nos faltara nada, si ningún conocimiento, ciencia o descubrimiento no nos fuera desconocido; si no tuviéramos momentos difíciles, oportunidades de mejorar, desafíos; si no cometiéramos errores; si no nos cansaríamos?. Creo que una vida asi, simplemente no sería vida.

No siempre damos gracias por las bendiciones, las cosas buenas, las alegrías; peor aún por los momentos difíciles. Pero en nuestras manos y solo en ellas está el poder de convertir las dificultades en grandes bendiciones.

Y para ello necesitamos dar gracias en medio de las tempestades que amenazan con acabar con nosotros, precisamente ahí debemos abrir nuestra boca y dar gracias al Dios de la creación por Su misericordia y por esos momentos difíciles. Enseguida vendrá la calma y el sol brillará en el horizonte; entonces sabremos que vencimos una vez más.

Con Cristo Jesús a nuestro lado somos más que vencedores, por eso, demos gracias al Altísimo, en todo tiempo y en todo lugar.» (lgesdJC)

DIOS te bendiga.

http://tunein.com/radio/Radio-web-El-Rey-Jes%C3%BAs-s244251/