Toma tu Cruz y Sígueme

Miércoles 5 de Julio, 2017.

Nuestro Pan Diario
“Toma tu Cruz y Sígueme”
(Por: Tim Gustafson)
Editado por: CF Jara)

Leer: Lucas 9:57-62
«… Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.» Lucas 9:23

La Biblia en un año: Job 22-24; Hechos 11

Mientras bebía su té, Nancy miró por la ventana de su amiga y suspiró al ver una exuberante extensión de colores en un cantero de flores bien cuidado. «Quiero lucir así —dijo con melancolía— sin tanto trabajo».

Algunos atajos están bien; incluso, son prácticos, pero otros hacen que nuestro espíritu entre en cortocircuito y que nos insensibilicen.

Queremos romance sin ningún tipo de compromiso.

Queremos grandeza sin los riesgos y los fracasos propios y necesarios en la vida real.

Deseamos agradar a Dios siempre y cuando no sea un inconveniente para nuestros planes.

Jesús aclaró que no hay atajos para evitar la decisión difícil de consagrar nuestra vida para Êl. Cuando el joven le expresó su deseo de seguirle, el Señor le advirtió: «Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios» (Lucas 9:62). Seguir a Cristo requiere que alteremos radicalmente nuestras lealtades, nuestras metas y nuestros sueños.

Cuando ponemos nuestra fe en Jesús, la obra recién empieza. Pero vale la pena, porque Él también dijo que no hay quien sacrifique algo «por causa de [Él] y del evangelio, que no reciba cien veces más ahora […] y en el siglo venidero la vida eterna» (Marcos 10:29-30).

La mayoría de las cosas que valen la pena son difíciles, y seguir a Cristo es solo para valientes, pero Él nos ha dado espíritu de valentía y las promesas de recompensas plenas y abundantes para nuestra vida en esta tierra y en la eternidad.

Oración: Amado Padre celestial, ayúdame a hacer la obra que me encomendaste en directa dependencia de tu Espíritu Santo. Revísteme de Tu santidad, de Tu fortaleza y de Tu sabiduría para que pueda mantenerme dentro del camino que Tú has escogido para mí. Que en el día malo mi mirada no vuelva atrás, sino mas bien, se pose en las promesas que Tú has entregado a Tu pueblo, te lo pido en el nombre de Tu Hijo Yahshua HaMashiaj, amén y amén. 
-CF Jara- 

La gloria es solo de Cristo Jesús.
DIOS te bendiga.

Encuentre más lecturas edificantes en Nuestro Pan Diario
http://www.ministeriosishunejar.com

Comments