Obrero aprobado

« ESTAD COMO OBREROS APROBADOS, EN VIGILIA CONSTANTE, JUSTIFICÁNDOSE EN TODO MOMENTO EN LA SANGRE DEL CORDERO, PORQUE EL DÍA MALO YA ESTÁ AQUÍ.»

Yo sé a quien he creído.

Nuestro Pan Diario
Lectura Diaria para hoy, Martes 25: “Descansar en Dios”
(Marion Stroud)
LEA: Romanos 4:16-22

«Tampoco dudó, […] plenamente convencido de que [Dios] era también poderoso para hacer todo lo que había prometido.» Romanos 4:20-21

Biblia en un año: Ezequiel 24–26; 1 Pedro 2

Eran nuestras últimas vacaciones en familia antes de que nuestro hijo mayor fuera a estudiar a la universidad. Mientras nos sentábamos en el banco trasero de una pequeña iglesia junto al mar, se me llenó el corazón de amor al ver uno al lado del otro a mis cinco hijos, bastante bien arreglados. Pensando en las presiones y los desafíos que enfrentaría cada uno, oré en silencio: « Señor, por favor, protégelos espiritualmente y que se mantengan cerca de ti.»

El último himno tenía un coro impactante, basado en 2 Timoteo 1:12: «… yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día». Eso me generó una sensación de paz, al asegurarme que Dios guardaría sus almas.

Ya han pasado varios años. Algunos de mis hijos anduvieron de acá para allá y otros directamente se rebelaron. A veces, he dudado de la fidelidad de Dios. Entonces, me acuerdo de Abraham: tropezó, pero nunca desconfió de la promesa que había recibido (Génesis 15:5-6; Romanos 4:20-21). Durante años de espera y de intentos equivocados de ayudar a resolver las cosas, se mantuvo aferrado a la promesa del Señor… y nació Isaac.

Este recordatorio de confianza me resulta alentador. Le pedimos cosas a Dios, recordamos que le importa, conocemos su poder y le agradecemos por su fidelidad.

Algunas lecciones sobre la paciencia llevan mucho tiempo aprenderlas.

Encuentre más lecturas edificantes en Nuestro Pan Diario

Ministerios Mundiales “Îshu-nejar”®
maiishunejar@gmail.com

A DIOS le agradezco

A DIOS LE AGRADEZCO: 

GRACIAS SEÑOR POR ESTE AMANECER Y POR LA VIDA QUE HACES CORRER POR MIS VENAS Y MIS ARTERIAS, GRACIAS POR ACTIVAR MI CEREBRO ESTA MAÑANA Y DEJARME RECORDAR QUIEN SOY; GRACIAS POR LA VIDA DE LOS QUE AMAMOS, POR SUS BESOS Y ABRAZOS QUE NOS MOTIVAN A SEGUIR. GRACIAS POR LA VISTA Y GRACIAS POR LA SABIDURÍA, PARA PODER LEER ESTE MENSAJE Y ESTA ORACIÓN.

GRACIAS POR TODO LO QUE ME DAS, PORQUE EN TODO LO QUE ME DAS, ME DICES "AQUÍ ESTOY PRESENTE, TAL COMO LO PROMETÍ. Y ESTARÉ CONTIGO HASTA EL FIN".  (cfjg)

DIOS TE BENDIGA

Gracias Señor

EMPEZAMOS ESTA SEMANA LA CELEBRACIÓN DEL DÍA DE ACCIÓN DE GRACIAS. AUNQUE TODOS LOS DÍAS Y A TODO MOMENTO DEBEMOS DAR GRACIAS A DIOS EN TODO, ESTA SEMANA HACEMOS EL ÉNFASIS NECESARIO PARA QUE AQUELLOS QUE NO CONOCEN, RECIBAN LAS BUENAS NUEVAS.

QUE EL ALTÍSIMO DIOS TODOPODEROSO, EL SANTO DE ISRAEL, TE BENDIGA ABUNDANTEMENTE. FELIZ DÍA DE ACCIÓN DE GRACIAS. (cfjg)

Ministerios Mundiales “Îshu-nejar”®
maiishunejar@gmail.com

La Aflicción

Nuestro Pan Diario
Lectura Diaria para hoy, Lunes 24: “Esperanza al sufrir”
(Julie Ackerman Link)
LEA: 1 Pedro 1:3-9

«En [esta esperanza] os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas.» 1 Pedro 1:6

Biblia en un año: Ezequiel 22–23; 1 Pedro 1

Cuando abrí la Biblia para leer Jeremías 1 al 4, el subtítulo del pasaje me llamó la atención: «Esperanza en tiempos de angustia». Casi me puse a llorar. El momento era oportuno, ya que estaba atravesando un período de tristeza por la muerte de mi madre.

Algo parecido había sentido el día anterior al escuchar el mensaje del pastor de mi iglesia. El título era «Gozo en el sufrimiento», basado en 1 Pedro 1:3-9. Tomó una ilustración de su propia vida: el aniversario de la muerte de su padre, ocurrida hacía un año. Para muchos, el mensaje fue significativo, pero, para mí, fue un regalo de Dios. Estos y otros hechos confirmaban la verdad de su Palabra: no me abandonaría en mi angustia.

Aunque el sendero del dolor es difícil, el Señor manda recordatorios de su presencia permanente. A los israelitas expulsados de la tierra prometida por su desobediencia, Dios les confirmó que estaba con ellos al enviar profetas como Jeremías, para ofrecerles esperanza; esperanza de reconciliación mediante el arrepentimiento.

También, a aquellos a quienes Él permite que atraviesen momentos de prueba, les muestra su presencia a través de una comunidad de creyentes que se aman «unos a otros entrañablemente, de corazón puro» (1 Pedro 1:22).

Estas señales de la presencia del Señor durante las pruebas terrenales confirman su promesa de la esperanza vivificadora que nos aguarda en la resurrección.

«Nunca debemos avergonzarnos de nuestras lágrimas». —Dickens

Encuentre más lecturas edificantes en Nuestro Pan Diario

Ministerios Mundiales “Îshu-nejar”®
maiishunejar@gmail.com