Desamparado por nosotros

Viernes 14 de Abril, 2017.

Nuestro Pan Diario
“Desamparado por nosotros”
(Por: ALP)
(Editado por: CF Jara)

Versículos para hoy: Mateo 26:36-46
«… porque [Dios] dijo: No te desampararé, ni te dejaré.» Hebreos 13:5

Guía para leer la Biblia en un año, lectura para hoy: 1 Samuel 22-24; Lucas 12:1-31

La esposa de mi amigo Martín es una de las personas más generosas que he conocido en toda mi vida. En mi opinión, hasta la exageración, pero ella me decía que lo hace porque siente una felicidad única cuando puede aportar con algo para la felicidad de otros. Es la que nunca falla con llevar el bizcocho, una tarjeta especial y un obsequio en los cumpleaños de sus familiares y hermanos de la iglesia, o la primera en llegar a los hospitales cuando alguno de los suyos ha sido internado, o en acudir con sus recursos en ayuda de los que necesitan, posponiendo incluso sus propias necesidades. Debido a su manera de ser, muchos desconocidos la bendicen, pero ella no tarda en compartir o regalar aquello que le han regalado. Sin embargo, cuando llega el día de su cumpleaños, casi nadie de esos familiares y hermanos de la fe se acuerdan de entregarle al menos una tarjeta, peor aún, de alagarla con un pequeño regalo, y ni se diga de visitarla en el hospital cuando ha estado afectada de salud. Parecía que no le importaba mucho si la gente era o no grata con ella, hasta que se quebrantó. Y como nunca antes, la vi llorar desconsolada. Más su fe y amor por Jesús la levantan de nuevo, y ya está planeando lo que llevará al próximo cumpleañero.

Durante tres años, Jesús compartió todo lo que tuvo con Sus discípulos, y cuando los necesitó la noche de Getsemaní, buscó su apoyo. Sabía lo que estaba a punto de enfrentar: la traición, el arresto y la muerte. Les pidió a sus mejores amigos que se quedaran con Él, porque su alma estaba «muy triste, hasta la muerte» (Mateo 26:38). Pero Pedro, Jacobo y Juan se quedaron dormidos.

Jesús enfrentó la agonía del huerto sin el consuelo de tener a Su lado una mano amiga. Pero, gracias a que soportó ese dolor, sabemos que Dios nunca nos desamparará ni nos dejará (Hebreos 13:5). Jesús sufrió para que nosotros nunca tuviéramos que estar separados del amor de Dios (Romanos 8:39). Su compañía hace que cualquier cosa que tengamos que sufrir sea más tolerable. Gracias al amor de Dios, nunca estaremos solos.

Oración: Amado Jesús, gracias por soportar la cruz por nosotros y debido a ello, permitirnos vivir en comunión con el Padre. Gracias porque aunque el mundo nos abandone, Tú nunca lo harás, siempre estarás a la distancia de un “! Jesús, te necesito! Gracias por la promesa de que si por causa de obedecerte y servirte, recibimos desprecios, humillaciones y acusaciones falsas, Tú nos entregarás con Tus manos santas, las coronas incorruptibles de los galardones, para habitar junto a Ti por siempre, en el nombre de Yeshuaj Hamashiaj, amén y amén.
-CF Jara-

La gloria es solo de Cristo Jesús.
DIOS te bendiga.

Encuentre más lecturas edificantes en Nuestro Pan Diario
http://www.ministeriosishunejar.com

¿Por qué perdonar?

Miércoles 12 de Abril, 2017.

Nuestro Pan Diario
“¿Por qué perdonar?"
(Por: Amy Boucher Pye)

Versículos para hoy: Lucas 23:32-34
«Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen…» Lucas 23:34

Guía para leer la Biblia en un año, lectura para hoy: 1 Samuel 17-18; Lucas 11:1-28

Cuando una amiga me traicionó, sabía que tendría que perdonarla, pero no estaba segura de poder hacerlo. Sus palabras me hirieron profundamente, y me sentí aguijonada por el dolor y el enojo. Aunque hablamos y le dije que la perdonaba, durante mucho tiempo, cada vez que la veía, sentía puntadas de dolor, y me di cuenta de que todavía albergaba algo de resentimiento. Sin embargo, un día, Dios respondió mis oraciones y me dio la capacidad de dejar atrás todo por completo. Por fin, era libre.

El perdón es fundamental para la fe cristiana, ya que nuestro Salvador nos perdonó, incluso mientras moría en la cruz. Jesús perdonó a los que lo clavaron allí, y oró al Padre para que los perdonara. No guardó amargura ni enojo, sino que mostró gracia y amor a aquellos que lo habían tratado injustamente.

Es un buen momento para considerar delante del Señor a cualquiera que tengamos que perdonar, para seguir el ejemplo de Jesús y extenderles su amor a los que nos lastiman. Cuando le pedimos a Dios a través de su Espíritu que nos ayude a perdonar, Él lo hace… aunque nos lleve tiempo perdonar. Cuando lo hacemos, somos libres de la prisión de no saber perdonar. Aun en la cruz, Jesús perdonó a los que lo hirieron.

Oración: Amado Jesús, te ruego en este día que me bendigas con una virtud del perdón que sea más fuerte que todas las ofensas juntas que yo haya recibido en toda mi vida. Tú dices en Tu Palabra que todo lo que necesitemos te lo pidamos a Ti, y Tú nos darás con medida remecida y justa, que alcance y que abunde para mis necesidades pero también para las necesidades de otros; hoy no te pido riquezas, ni posesiones, ni salud o bienestar; te clamo para que llenes mi corazón y mi ser con la capacidad de perdonar, cuantas veces sean necesarias así sean setenta veces siete. Te pido esto mi Señor porque yo creo y he visto las obras de la virtud sanadora y liberadora del perdón, y yo quiero estar sano y libre, te lo ruego en el nombre de Yeshuaj Hamashiaj, oro, amén y amén.
-CF Jara-

La gloria es solo de Cristo Jesús.
DIOS te bendiga.

Encuentre más lecturas edificantes en Nuestro Pan Diario
http://www.ministeriosishunejar.com

Un periplo de fe

Lunes 10 de Abril, 2017

Nuestro Pan Diario
“Un periplo de fe”
(Por: David C. McCasland)

Versículos para hoy: Juan 20:24-31
«Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios…» Juan 20:31

Guía para leer la Biblia en un año, lectura para hoy: 1 Samuel 13-14; Lucas 10:1-24

Desde su primera publicación en 1880, la novela de Lew Wallace, Ben-Hur, nunca se dejó de imprimir. Se lo ha llamado el libro cristiano más influyente del siglo XIX, y hoy sigue atrayendo lectores, ya que entrelaza la historia verdadera de Jesús con la ficticia de un joven príncipe judío, Judah Ben-Hur.

Amy Lifson, escritora para la revista Humanities, afirmó: «Así como Ben-Hur guió a sus lectores por las escenas de la Pasión, también llevó a Lew Wallace a creer en Jesucristo». Wallace declaró: «He visto al nazareno […]. Lo vi hacer obras que ningún simple mortal podía hacer».

El registro de la vida de Jesús en los Evangelios nos permite caminar junto a Él, ver sus milagros y escuchar sus palabras. En la conclusión de su Evangelio, Juan escribió: «Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.» (Juan 20:30-31).

Tal como la investigación y la lectura de la Biblia llevaron a Wallace a creer en Jesús, la Palabra de Dios transforma nuestra mente y nuestro corazón, para que tengamos vida eterna en y por medio del Señor. Muchos libros pueden informar, pero solo la Biblia puede transformar.

Oración: Amado Jesús, gracias Señor porque llegaste a mi vida, gracias por Tu Espíritu Santo porque por Él puedo entender Tus mensajes que transforman mi mente sembrando en ella las verdades infinitas acerca de Tu amor por la humanidad, de Tus planes para darnos en esta tierra, una vida plena, llena de gozo y paz y después de esta jornada pasajera, llevarnos contigo a morar por siempre en la eternidad. Que cada vez que leamos las enseñanzas de Tu vida registradas en Tu libro, éstas se queden grabadas en nosotros para que nuestra fe sea más fuerte y nuestro amor por Ti sea más grande cada día, en el nombre de Yeshuaj Hamashiaj, oro, amén y amén. 
-CF Jara-

La gloria es solo de Cristo Jesús.
DIOS te bendiga.

Encuentre más lecturas edificantes en Nuestro Pan Diario
http://www.ministeriosishunejar.com