¿Son el Judaísmo y el Estado de Israel Bíblicos? Parte IV Final


 📖🖊  Mensaje Bíblico para hoy, Jueves 20 de Enero, 2022.
        “¿Son el Judaísmo y el Estado de Israel Bíblicos? Parte IV Final”
        Por: CF Jara.

Leer: Juan 8
«Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.» (Juan 8:31-32)

En la parte final de este estudio, queremos compartir algunos términos relacionados con Israel y el judaísmo que son mencionados en el día a día de la fe cristiana pero cuyos conceptos, o se conocen equivocadamente o han sido enseñados equivocadamente. Es necesario rectificar lo que está mal de tal forma que podamos adorar al nombre del Señor con toda verdad y con todo entendimiento.

DICCIONARIO BÍBLICO
Si usted le dice “judío” a una persona solo porque ha nacido en Israel, pero que no practica la religión judía, está cometiendo un gran error. Y aunque aquel israelí lo sabe, no le va a corregir, porque ellos prefieren que los gentiles, a quienes llaman “goyim” que significa “ganado”, permanezcamos en la ignorancia y creamos lo que ellos quieren que creamos. Por ello, es de vital importancia que usted conozca e identifique muy bien los términos relacionados con los judíos y el judaísmo:

Deep State
Conocido también como el “Pantano”, el “Estado Profundo,” es como una banda inmensa de criminales, miles de hombres y mujeres que practican la más grande depravación sexual, lesbianismo, homosexualismo, pedofilia, tráfico sexual de menores, canibalismo, satanismo, bestialismo, etc. Gente que ha llegado a apropiarse del 90% de la riqueza del mundo y por ello hacen y deshacen conforme a su antojo, sin temor ni temblor de DIOS.

Hebreo
Se dice del idioma hablado por todas las tribus de Israel y sus descendientes, con muchas variaciones importantes a través de los siglos. Su origen no está claro, e incluso se cree que nació en la región de Canaán. Cuando Josué y el pueblo entraron allí, los habitantes de esa región ya hablaban este dialecto. Entonces empezó una fusión entre el lenguaje local y el que se habría originado en los tiempos de Isaac, dando origen al idioma Hebreo como se conoce hoy.

Hebreos
Se dice de aquellos que hablan el idioma Hebreo que se originó en los tiempos de Isaac, el hijo de la promesa de Dios a Abraham y Sarah, quienes a su vez son descendientes de Sem. Isaac tuvo a su hijo Jacobo, a quien DIOS le cambió el nombre a Israel. Jacobo tuvo doce hijos de los cuales descienden las doce tribus que conformaron la nación israelita, la misma que con el pasar de los años, fue desarrollando su propio idioma.

Israel
Es el nombre del pueblo que Dios escogió como suyo, de entre todas las naciones de la tierra, tal como se lee en Deuteronomio 7:6 «Porque tú eres pueblo santo para Jehová tu Dios; Jehová tu Dios te ha escogido para serle un pueblo especial, más que todos los pueblos que están sobre la tierra.»

El verdadero significado de Israel
El significado de “Israel” en hebreo es «el que lucha con Dios». El nombre fue dado por el ángel con el que Jacobo, el hijo de Isaac, peleó en el camino a Betel según el relato bíblico (Génesis 32: 22-28). Los eruditos han sembrado la idea de que Jacobo lucha con Dios, es decir, que Dios le acompaña en sus luchas. Sin embargo, si leemos todo el contexto, Jacobo estaba peleando en contra del ángel, no a favor ni junto con él. Entonces el ángel le cambia el nombre para que quede registrado el hecho de la testarudez de Jacobo de no soltar al ángel hasta que le diera lo que él quería, que era la bendición del Señor.

El reino de Israel
Fue conformado por las doce tribus descendientes de Jacobo, y que fueron divididas por Salomón antes de morir. Las diez tribus asentadas al norte, en la región conocida como Samaria y Galilea, mantuvieron el nombre como el reino de Israel. Las restantes dos tribus, Judá y Benjamín, asentadas al sur, en la zona de Jerusalén se llamaron Judea, por el nombre de la tribu de Judá. De ahí viene el término gentilicio “judío”. En el año 700 antes de Jesûs, los ejércitos de Asiria invaden Israel y el reino del norte desaparece de la faz de la tierra como resultado de su desobediencia y rebeldía con Dios. En cuanto al remanente del reino de Judea, también fueron dispersos por el ejército romano en el año 70 d.C. a través de toda Europa, principalmente en España y más tarde, en las Américas.

El estado de Israel
La nación bíblica de Israel (Eretz Yisrael) no existe, pues el pueblo hebreo semita que desciende de Jacobo fue dispersado por el mundo. Tampoco fue mandato de Dios que Su pueblo levantara una nación como lo que sucedió en 1948, porque la Biblia lo dice muy claro, Dios prometió a Israel la Tierra Prometida, que es la Nueva Jerusalén en la eternidad y a la cual el acceso era Jesûs, pero ellos no lo recibieron, sino que lo mataron. ¿Podría haber dejado Dios a los judíos libres y bendecidos después de haber hecho lo que hicieron con Su Hijo y con Dios mismo?

El partido Sionista Israelí
Quienes levantaron el camino para que Israel llegue a ser nación en 1948 y convencieron al mundo para ello, son los judíos sionistas, unos descendientes del reino de Khazaria que llegaron a Palestina en el siglo 17 y que luego se mezclaron con los poquísimos judíos que quedaron de las dos tribus y que sobrevivieron a las diásporas, aprendieron todo, incluido la fe mosaica, y hoy por hoy se hacen pasar como judíos verdaderos, pero no son ni hebreos, ni semitas, sino los fundadores y miembros del partido político Sionista, y que son los causantes de todas las catástrofes que la humanidad ha sufrido y sufre desde que estos seres aparecieron sobre la faz de la tierra.

Israelí
El gentilicio correcto para el hombre o mujer nacido en la nación de Israel.

Israelita
Bíblicamente es el gentilicio para identificar a todos los descendientes de las 12 tribus de Jacob escogidos por Dios, pero proféticamente, los Israelitas son el pueblo redimido por la sangre de Jesûs. Israel no es el territorio ‘per se’ sino el pueblo o nación de Dios, el conjunto de hombres y mujeres que aman, sirven y obedecen al Eterno y que buscan ser perdonados y reunidos por el Mesías Libertador. Por lo tanto, insistimos una vez más que la famosa reunión del pueblo de Israel en el territorio de la Palestina no es bíblica, pues la Tierra Prometida de la cual Dios habló a Israel no es aquel pedazo de territorio, sino la Eternidad, a través de Su Hijo Jesûs. Mas Êl a los suyos vino y los Suyos lo rechazaron.

Judío 500 a.C.
Es el gentilicio para denominar así a los nacidos en la región de Judea, ubicada al centro de lo que hoy es el territorio de Israel. Esta región empezó a ser llamada así luego de que los descendientes de Judá fueran ubicados a vivir allí después del éxodo de Egipto.

Judío Hoy
En los días actuales, “judío” define a los practicantes de la religión judaica, pero los israelís erróneamente se hacen llamar así. Y digo “erróneamente” pues el término “judío” describe a los que creen y practican la religión del judaísmo. Más solo el 18% de la población israelí lo hace, mientras que el resto, se declara o no practicantes o no creyentes y hasta ateos.

Judaísmo:
Es el término que define a los practicantes de la religión judaica que proviene de la fusión de la fe bíblica con la fe politeísta babilónica, y que basan su fe en la Toráh, el Talmud, la Kábala, etc.

Semitas:
Se originan luego del Diluvio. Se dice de los descendientes de Sem, el primer hijo de Noé.

Sionismo:
Se entiende por “sionismo” al movimiento étnico-político que se identifica primariamente como “judío” y "semita" aun sin serlo.

MARANATHA
Los Israelitas se han mantenido en constante rebeldía y desobediencia a los designios del Señor desde el comienzo de su historia. Sabemos el caso de Isaac robando la primogenitura a su hermano Esaú. Luego esta Jacob, que significa “engañador.” Y por allí a través de los milenios tanto los lideres como el pueblo mantuvieron una constante desobediencia. Por ello Dios emitió Su juicio en contra de ellos cuando Jesûs profetizó la destrucción de Jerusalén y la dispersión de los Israelitas, mientras el Maestro entraba a la ciudad una semana antes de su crucifixión. Lucas cita la Palabra del Salvador en el capítulo 21, versículos 20-24:

«Pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado. Entonces los que estén en Judea, huyan a los montes; y los que, en medio de ella, váyanse; y los que estén en los campos, no entren en ella. Porque estos son días de retribución, para que se cumplan todas las cosas que están escritas. Mas ¡ay de las que estén encinta, y de las que críen en aquellos días! porque habrá gran calamidad en la tierra, e ira sobre este pueblo. Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan.»

El cumplimiento de los llamados “gentiles” se dará en el Rapto o Arrebatamiento de la nueva Israel, la Iglesia redimida por la sangre del Cordero Santo. Jerusalén fue destruida por el general Tito en el siglo 70 de nuestra era, y terminó de dispersar a los israelitas por el mundo entero. Y así han de estar hasta la segunda venida de Jesucristo el Mesías, después de los siete años de la Tribulación. Así que hermanos, cuando usted lea: “orad por la paz de Israel”, eso quiere decir, orad por el pueblo redimido por Jesûs, la nueva Israel.”

En cuanto a los judíos-kházaros hacedores de maldad, ellos saben que el día de la justicia de Dios se está acercando. Los ángeles y arcángeles de DIOS están peleando en batallas apocalípticas contra las legiones de maldad y el Segundo Cielo se estremece de tanta violencia. El Señor está hablando a través de Sus profetas, ministros y creyentes para que traigan la luz de Cristo sobre la oscuridad. Debemos estar listos para la venida del Justo de los justos, Jesucristo, quien vendrá primero para llevarse a Su iglesia, y luego, a enfrentar Êl mismo al inicuo e impartir las sentencias de condenación a estos seres de oscuridad y a su amo, para siempre.

Y el cielo y la tierra serán hechos nuevos. ¡¡Aleluya!!

Confiemos con todo nuestro corazón que el Señor no nos dejará solos y peleará esta batalla por nosotros hasta el final, hasta vencer a todas las huestes de maldad. Y en el nombre santo y todopoderoso de Jesucristo declaramos que el enemigo y sus huestes de maldad ya han sido derrotados, porque así lo declara Su palabra en el libro de Apocalipsis: “Todo lo que será ya fue.”

Dios le bendiga.

Μαρανάθα, Ιησούς έρχεται σύντομα.
Maranatha, Jesús viene pronto.

ORACIÓN

Señor Dios Todopoderoso, gracias te doy por todas las bendiciones que depositaste en mi vida y en la de los míos a lo largo del año que terminó. Te ruego Padre santo, que Tu amor, misericordia y protección no nos falte en este nuevo año que empezamos, y que yo pueda recordarlo siempre para darte las gracias por lo bueno que eres, te lo pido humildemente n el santo nombre de Tu Hijo amado, Yeshûa HaMashiah, amén y amén.»

No comments: