¿Son el Judaísmo y el Estado de Israel Bíblicos? Parte III

 


📖🖊  Mensaje Bíblico para hoy, Lunes 16 de Enero, 2022.
        “¿Son el Judaísmo y el Estado de Israel Bíblicos? Parte III”
        Por: Dr. CF Jara.

Leer: Juan 8
«Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.» (Juan 8:31-32)

ESTADOS UNIDOS Y LOS TIEMPOS DEL FIN
Han pasado casi doscientos cincuenta años desde su fundación, y a pesar de las dos guerras mundiales, las crisis internas terribles, el odio de sus enemigos y los malos gobernantes que ha tenido, Estados Unidos sigue dominando al mundo. Por ser un estado fundado en los preceptos bíblicos, ha podido resistir la amenaza del comunismo, años atrás, desde la Unión Soviética y hoy, desde China. Pero los verdaderos enemigos no solo de los ciudadanos de este país sino de toda la raza humana son el grupo de trillonarios y billonarios que se han apropiado del 80% de las riquezas del mundo, y que, para variar, tienen el mismo origen judeo-kházaro.

Estos seres macabros también conocidos como sionistas, francmasones, illuminatis, reptilianos, estado profundo, pantano, satánicos, luciferinos, descendientes de la serpiente antigua, khabales, etc., están ejecutando su plan para eliminar a la población mundial y apropiarse de las almas de miles de millones, como una ofrenda anticipada a la llegada a la tierra y entronación de su dios Moloch. Ellos controlan absolutamente todo lo que sucede en la sociedad humana, pero no han podido terminar de implementar su maldad porque como dice la Biblia, mientras los creyentes en Jesûs estén en la tierra, Satanás y sus huestes no prevalecerán. Sin embargo, lo que el enemigo de las almas si ha logrado, es confundir en gran manera a la humanidad incluyendo a muchos de la nación de redimidos por Jesucristo. Y si los que son luz se dejan confundir, ¿cómo podrán ser de guía para otros?

Estos son los tiempos donde es necesario predicar al mundo y en voz alta las cosas que el Espíritu Santo está revelando a Su pueblo. Y aunque no sea fácil, aunque muchos nos den la espalda, aunque otros muchos nos tilden de locos, paranoicos o antisemitas, hemos decidido obedecer al Señor, aunque en el intento muramos. Los cristianos evangélicos y, por lo tanto, la humanidad, se han despertado por los últimos sesenta años en medio del gran engaño acerca de que el estado de Israel y los judíos son el centro de la relación del Dios Creador con Su creación, y que todo lo que ocurrirá con la humanidad en los tiempos del fin girará alrededor de lo que suceda con Israel y los judíos. Pero como dice la misma palabra de Dios, “todo lo que está oculto saldrá a la luz en su tiempo.”

Y la verdad es que ambos, Israel como el país y los judíos como sus habitantes, no pueden ser el centro de la posición profética porque ninguno de los dos es verdadero. De acuerdo a lo que el Señor está revelando a sus siervos, el país y el pueblo que serán el verdadero centro de todo lo que suceda en los tiempos anunciados en el Apocalipsis es Estados Unidos de América, la verdadera nueva Jerusalén. Y la nación de Dios es el pueblo de los redimidos por la sangre del Cordero Santo que habitan tanto en este país, como en el resto de las Américas y en todo el mundo. A pesar de que la mayor parte de los eruditos actuales sostienen que Estados Unidos no tiene ni parte ni suerte en los eventos de la tribulación, y siguen predicando que Israel es el reloj de Dios ara los tiempos finales, permítanme disentir. Para toda la humanidad es conocido que, si Estados Unidos estornuda, el mundo se enferma de gripe; y si el gran país del norte se enferma de gripe, al mundo le da pulmonía. Por ello recomiendo que torne sus ojos del estado falso de Israel a los Estados Unidos y que esté atento a las señales proféticas que se dan cada día en este país.

Y satanás lo sabe, por ello quiere destruir a los EU levantando todo un ejército de hacedores de maldad cuyo objetivo es demoler los fundamentos morales y éticos en los que esta nación fue fundada y consagrada al Altísimo. Pero los ataques también son hacia Su iglesia y empeorarán con pasar de los días, con ataques públicos, a la luz del sol, pues esas huestes de maldad no temen ni se esconden, porque saben que la corrupción se ha extendido como un cáncer en su etapa final por todos los estamentos del poder ejecutivo, legislativo y judicial, así como en los ámbito públicos y privados, religiosos y deportivos, militares y académicos, científicos y sociales, policial y legal.

LA AGENDA SIONISTA
La agenda del movimiento sionista es denunciada en muchos libros y artículos y por numerosos expertos bíblicos, históricos, y hasta por rabinos judíos. Entre estos libros tenemos “Los Protocolos de los Sabios de Sion” que desapareció, por coincidencia, de todas las librerías y bibliotecas del mundo, al más puro estilo de esta organización satánica; “The Invention of the Jewish People” o “La Invención del Pueblo Judío” por Shlomo Sand y traducido por Yael Lotan; “Israel, una Creación de la Casa Rothschild” de Fabrízio Txavarría Velázquez, etc.

Se conocen varios nombres de quienes lideran e integran esta organización macabra gracias a las denuncias de hombres y mujeres valientes, algunos de los cuales tristemente han muerto asesinados en las manos de la inteligencia sionista. Entre estos seres satánicos tenemos a:
“George Soros, Vaticano y Papa Francisco, los Rockefeller, los Rothschild, los Bush, los Obama, todos los miembros de la realeza europea y mundial, la mayoría de trillonarios y billonarios del mundo, artistas de cine, cantantes, pintores, escritores, militares, sacerdotes, políticos, organizaciones secretas como los Jesuitas, Francmasones grado 33, Skull and Bones Society, Ordo Templi Orientis, Club Bilderberg, Foro de Davos, Club Budapest, fundación Clinton, Open Foundation, Fundación Bill y Melinda Gates, Priory of Sion, Bohemian Club, Carbonari, Propagande Due, Hellfire Club, Rosacruces, Caballeros de Malta, etc., etc., etc.”

Entre todas las terribles conspiraciones que los judíos-kházaros han llevado a cabo, mencionamos la relacionada con el apropiamiento del oro de los Estados Unidos en 1912 cuando convencieron al Congreso de autorizar la fundación del banco “Federal Reserve” o “Reserva Federal.” A partir de allí, poco a poco fueron fundando los bancos centrales en casi todos los países y con ello también se apropiaron del oro de aquellos, excepto del Vaticano, Suiza, Malta, Gran Bretaña, EU y otros donde ellos residen.

Hill Hughes escribe en “Los Terroristas Secretos y el Enemigo Desenmascarado” que,
“Los Rothschilds son jesuitas que emplean su pasado judío como fachada para encubrir sus siniestras actividades. Los Jesuitas, trabajando a través de los Rothschilds junto con el financiero Nicholas Biddle, persiguieron siempre el control del sistema bancario de los Estados Unidos”.

En las últimas elecciones presidenciales del 2020 en los Estados Unidos, los ciudadanos conocían perfectamente que uno de los candidatos era miembro de un culto satánico. Y aun cuando la gente votó mayoritariamente por el otro contendor, el sistema eligió al satánico como ganador. Tal como dijo el dictador ruso Joseph Stalin alguna vez, “los que votan no deciden nada. Los que recuentan los votos lo deciden todo.” Y Stalin tuvo ancestros judío-kházaros.

VERDADES BIBLICAS QUE SE DEBEN CONOCER
  1. Los judíos no son el pueblo escogido por Dios;
  2. El estado de Israel no es bíblico, porque no hay ni un solo versículo donde Dios ordene a Su pueblo a fundar el estado, simplemente porque ya no había pueblo;
  3. Los judíos actuales no descienden del pueblo bíblico Israelita, ni son Semitas;
  4. El pueblo bíblico Israelita no fue judío;
  5. Jesûs fue judío porque nació en la ciudad de Belén de Judá, pero no porque haya practicado la religion judía, a la que combatió y denunció su corrupción públicamente;
  6. El cuento famoso del pretexto de Colón para ir a las indias occidentales a traer especias es solo eso, otro cuento más de los historiadores, por ignorancia o para ocultar la verdad, como siempre;
  7. La Biblia no registra ninguna orden de Dios a Su pueblo para reconstruir el templo, pues el Señor les dejó de hablar 500 años antes del nacimiento de Jesûs. A este período se conoce como el tiempo del silencio de Dios. Y de este tiempo son los profetas Daniel, Ezequiel, Habacuc, Nehemías, Malaquías y Esdras.
La permanente desobediencia y rebeldía de Israel para con Dios produjo:
  1. El silencio de Dios con Su pueblo;
  2. La dispersión del pueblo Israelita hasta el final de los tiempos;
  3. El judaísmo como una religión apartada de la verdad bíblica;
  4. La diáspora de las 10 tribus a Arzareth conocida más tarde como América;
  5. El ateísmo, idolatría y la herejía que asolan la tierra;
  6. La fundación de los Estados Unidos de América, que es el verdadero Israel de los tiempos del fin;
  7. La masificación mundial del Cristianismo desde Estados Unidos;
  8. La migración masiva hacia Estados Unidos y la conversión al Cristianismo de millones.
LOS MITOS DE LA “RAZA” Y RELIGIÓN JUDIAS
A continuación, 41 puntos que desvirtúan los mitos sobre el judaísmo:
  1. Es necesario aclarar que “fe” y “religión” son dos cosas completamente diferentes, pero al mismo tiempo, complementarias: fe es creer en algo que no se ve pero que se verá en algún momento, y “religión” es el conjunto de procesos inventados por el hombre para manifestar esa fe en forma rutinaria, es decir, con la repetición constante de la misma doctrina o liturgia.
  2. La “fe” de los Israelitas es la misma fe que Abraham recibió de Dios para que crea en Êl, mientras que la religión del pueblo del Israel bíblico fue la que enseñó Moisés a través de los Diez Mandamientos dados por el Señor y los cinco libros de la Toráh (Pentateuco) que él escribió por revelación del Espíritu Santo.
  3. El término “judío” NO se encuentra en ninguno de estos libros, sino que apareció mil años más tarde.
  4. El término “judío” no identifica a ninguna raza, como la blanca, negra, mestiza, etc., sino que se refiere a dos cosas diferentes: en el AT, era el gentilicio para el nacido en la región de Judea; y a partir del siglo 2 a.C. empezó a usarse para identificar a aquellos que practicaban la religión Judía traída desde Babilonia. Es después de la fundación del partido Sionista judío en 1895 que se empieza a usar el término “judío” para describir a parte de la religion, a la “raza” de los nacidos en Israel y de los descendientes de israelíes, lo cual, por la ciencia, es un grandísimo error.
  5. Aquel que nace en Israel no es “judío” sino “Israelí.” Será judío si en un punto de su vida decide practicar la religión judía.
  6. Israelita es el gentilicio solo para el pueblo bíblico de Dios descendiente de Abraham, Isaac, Jacob y de las doce tribus que vienen de sus doce hijos, quienes se auto exiliaron en Egipto por cuatrocientos años, de donde Moisés los sacó.
  7. Cientos de años más tarde, David fue su rey y más tarde, por decisión de Salomón, se dividieron en dos reinos:
    • El Reino del Norte, llamado reino de Israel se ubicó en las regiones de Samaria y Galilea, con ciudades como Tiberíades, Nazareth, Cafarnaúm, Bethsaida, Samaria, Shechem, etc. Allí se asentaron diez tribus de Rubén, Isacar, Zabulón, Dan, Neftalí, Gad, Aser, Efraín, Manasés y Leví.
    • El Reino del Sur se llamó reino de Judea y se ubicó en la región donde están las ciudades de Jerusalén, Belén, Jericó, Qumran, etc. Allí se instalaron dos tribus, la de Judá y la de Benjamín. 
  8. Estos dos reinos fueron invadidos por los ejércitos babilonios, en los siglos 7 y 5 a.C. y por los romanos en el año 70 d.C., y los pocos sobrevivientes fueron desperdigados por el mundo entero, mientras que los israelitas acomodados o miembros de la corte del reino del norte fueron llevados cautivos a Babilonia en el siglo 7 a.C.
  9. Mientras tanto, los Israelitas deportados se ubicaron en territorios de lo que hoy se conoce como Rusia, Escandinavia, Gran Bretaña, Estados Unidos, en España y Portugal y luego en todos los países de América Latina.
  10. Los descendientes del pueblo bíblico Israelita que hoy en día viven fuera del territorio Palestino son el verdadero pueblo de Dios, el nuevo Israel, y se los reconoce porque creen y aman a Jesûs como su Rey y Salvador.
  11. La religión judía no es Bíblica porque no nació de Abraham, ni de las Doce Tribus, Moisés, David, o de Isaías, etc., sino que es el resultado de la fusión de la fe en el Dios de Abraham y las prácticas religiosas paganas de los babilonios que fueron traídas en el siglo 5 a.C. a Palestina por la generación descendiente de aquellos que fueron llevados cautivos dos siglos atrás.
  12. Debido a que estos descendientes habitaron por 200 años en Babilonia, asimilaron la cultura y religión babilónicas y cuando volvieron a Judea a reconstruir el Templo, fusionaron esas prácticas con las que los pocos sobrevivientes Israelitas tenían. Así nació el judaísmo, 500 años antes de Jesucristo, hacen dos mil quinientos años, pero no miles más como nos han hecho creer.
  13. Ninguno de los profetas y hombres de Dios del principio del AT fue “judío” excepto aquellos que vivieron en los últimos 500 años a.C. como Ezequiel, Daniel, Hageo, Zacarías, Malaquías y Nehemías. En otro estudio hablaremos acerca de si estos profetas fueron influenciados en algún grado con las creencias idólatras de los Babilonios.
  14. Los eruditos sostienen que Jesûs fue judío por varias razones, entre ellas las siguientes:
    • Descendencia: María, Su madre, es descendiente de David, quien que hace a Jesûs judío por el origen de Su madre, para cumplir con la profecía de que el Mesías de Israel seria descendiente de David, de la casa de Judá.
    • Nacimiento: Jesûs nace en Belén, un pequeño pueblo ubicado cerca de Jerusalén, en la región de Judá, antiguo reino de Judea.
    • Educación: Se conoce que Jesûs desde niño asistió a las escuelas Rabínicas de la Galilea, que eran mejores que las de Judea. Allí aprendió la Toráh, lo cual lo demuestra en las innumerables ocasiones en que, mientras predicaba, ingresaba a las sinagogas a leer lo escrito por Moisés y los profetas.
    • Religión: Tanto con Sus padres en la infancia como ya en Su ministerio, Jesûs asiste a las fiestas de celebración del “judaísmo.”
  15. En cambio, la disputa a la aseveración de que Jesûs es judío se basa en los siguientes puntos.
    • No practicó la religión: Jesûs no practicó la religión Judía, ni se convirtió a ella, aunque era Rabino en la Toráh, y asistía -aunque no regularmente- a las sinagogas. 
    • Cuestiona a los líderes de la religión: Si bien es cierto que Jesûs desciende de la tribu de Judá y nació en Belén que está en Judea, sin embargo, el Mesías no solo que no practicó el judaísmo, sino que lo cuestionó cuando se puso como “Señor” del Shabbat; además, confrontó al Sanedrín cuando llamó a sus líderes “sepulcros blanqueados, hijos de satanás, portadores de la semilla de la serpiente antigua,” porque éstos se habían convertido en siervos de la opresión romana que sometía al pueblo sin misericordia.
    • Reniega Su origen étnico: A Jesûs lo conocieron como el “Nazareno” porque la mayor parte de Su vida y Su ministerio los hizo en la región donde está la ciudad de Nazareth. A la ciudad de Cafarnaúm se la conoció como la “ciudad de Jesûs,” porque el Señor pasaba gran parte de Su tiempo allí. Así mismo, a Jesús se lo conocía como el “Galileo” porque amaba la región del lago de Galilea y el rio Jordán. Nazareth, Cafarnaúm y el lago de Galilea están ubicados, como vimos más arriba, en la región conocida como Samaria, donde se asentó el reino de Israel, por lo tanto, es correcto decir que Jesûs quiso ser Israelita más que judío.
  16. Es necesario recordar aquí que para el tiempo de Jesûs, la fe de Abraham ya se había contaminado por la fusión con la religión pagana de los babilonios, pues muchas prácticas litúrgicas, fiestas, tradiciones, etc. de aquellos, ya se habían adaptado al día a día de los pocos sobrevivientes de lo que fue el gran reino de David. Un ejemplo de eso es la famosa estrella de David, que no es ni bíblica ni de David, sino que se originó miles de años atrás entre las civilizaciones sumerias y asirias, quienes usaban esta estrella en los ritos diabólicos de brujería. Y pasa lo mismo con muchos otros objetos incluyendo libros, pues el Talmud, la Khábala y otros, vienen precisamente de Babilonia, donde el principal dios era Moloch.
  17. Finalmente, los judíos de los tiempos actuales no descienden de la raza bíblica “Semita” que se origina del primer hijo de Noé, Sem. Según la Biblia, tanto la nación Israelita como la Árabe eran Semitas. Loa Árabes han llegado como tal a los días actuales mientras que los Israelitas fueron dispersados por Dios por el mundo entero por causa de su rebeldía.
  18. Los judíos de los tiempos actuales descienden de una etnia llamada “Kházaros,” antiguos habitantes de Khazaria, un reino que existió hasta el siglo 17 en Europa, en la región ubicada entre los mares Caspio y Negro, y que fue desparecida de la faz de la tierra por el Zar ruso Alejandro II, pues eran crueles delincuentes. Alrededor de 100 mil sobrevivientes fueron llevados a Palestina y obligados a convertirse al judaísmo.
  19. La más grande comunidad de ellos, conocidos como los “Askenazis,” usan sombreros y trajes negros y barbas pobladas, desprecian a todo ser humano que no es de su etnia, especialmente a los Cristianos, a quienes odian con toda su alma. Otra parte mantienen su anonimato, pero su fidelidad está con el Sionismo. Y la otra parte son los grandes banqueros, billonarios, inventores, dueños del 80% de la riqueza del mundo, al cual lo tienen maniatado para cumplir con las misión macabra de encaminar a la civilización humana a la llegada y entronamiento del Anticristo.
  20. De acuerdo a los datos históricos de los censos mundiales entre 1938 y 1946, el holocausto judío fue tergiversado: de los seis millones muertos, cinco millones doscientos mil fueron cristianos evangélicos y católicos. El resto fueron judíos.
  21. Se dice que Hitler odiaba a los judíos. Pero no dicen que Hitler fue judío-kházaro.
  22. Dicen que el comunismo nació en Rusia y China. Sin embargo, quien inventó el comunismo fue un judío-kházaro de la familia de los Rothschild para destruir a los zares y vengarse de Rusia por la masacre de 1795.
  23. Los judíos kházaros sostienen que el estado de Israel fue fundado basado en una profecía bíblica. Sin embargo, en la Biblia no existe ningún versículo bíblico que diga que DIOS mandó a los israelitas o israelíes a fundar ninguna nación.
  24. Los nacidos en Israel NO son judíos sino israelíes. El judaísmo es una religión, no una raza.
  25. La segunda guerra mundial en Europa fue ganada por Rusia, con la ayuda de los americanos, pero no al revés.
  26. Los banqueros judío-kházaros provocaron y financiaron a todas las partes que participaron tanto en la primera como en la segunda guerras mundiales.
  27. La Reserva Federal NO es un ente del gobierno americano sino un banco privado cuyos dueños son judíos-kházaros.
  28. El sida NO vino de los gorilas, sino que fue desarrollado, como el co-vid, en laboratorios financiados por los judíos-kházaros.
  29. La Tierra NO es redonda como un globo, sino plana como un plato, como explica bien claro la Biblia.
  30. No hay vida en otros planetas ni el hombre puede salir de la estratosfera, por lo tanto, nunca llegó a la luna.
  31. Los “extraterrestres” son los demonios Anunakis, los ángeles caídos que están en la tierra desde que fueron expulsados del cielo. Viven dentro de la tierra y manejan tecnología que la humanidad no conoce todavía. Son quienes han construido los ovnis y secuestran o hacen abducciones a seres humanos y animales.
  32. Las fotos de la tierra, los planetas, constelaciones y del universo son falsas, generadas en las computadoras de la NASA pues aún no hay la tecnología fotográfica.
  33. El atentado de Septiembre 11, 2001 fue un autoatentado provocado por los sionistas judíos y dirigido por G. Bush para evitar la instauración de la ley de justicia mundial llamada “NESARA” y para promover el Nuevo Orden Mundial.
  34. El virus actual NO es resultante del cruce virológico entre un murciélago, cerdo y humano. Fue creado en el mismo laboratorio chino donde se creó el SARS, la gripe aviar y muchos otros virus con el propósito de diezmar a la población mundial, el plan maestro de los judíos-kházaros.
  35. La pandemia actual: es cierto que hay cientos de miles de fallecidos y hospitalizados, pero los números y cifras reportados fueron manipulados para sembrar el miedo a propósito y mantener a la gente encerrada, mientras la economía quiebra y ellos, los satánicos luciferinos, preparan la tierra para el aparecimiento del Anticristo.
  36. El calentamiento global y muchos desastres naturales: Falso, la tierra ha pasado siempre por ciclos de ajustes propias de ella misma. El hombre no puede provocar tales cambios, sin embargo, ha creado máquinas infernales para manipular a la naturaleza como HARPP, Blue Beam, CERN, NASA, etc.
  37. Las doctrinas izquierdistas, socialistas, etc., son impulsadas por George Soros, otro judío-kházaro. Las doctrinas de la lucha contra el racismo, esclavismo violencia contra la mujer, los derechos de los gays, el derecho al aborto, la legalización de las drogas, el matrimonio de personas del mismo sexo, etc., son doctrinas de odio que promueven la confrontación entre humanos, la rebeldia a lo que la Biblia dice y la negación de DIOS en todos los estamentos sociales.
  38. La CIA, FBI, M16, el Mossad sionista, etc., NO son agencias de inteligencia sino los brazos armados y ejecutores, al estilo del más despiadado cartel narcotraficante, para eliminar a cualquier persona u organización que se oponga a los planes del Kabahl, el club de los judíos-kházaros.
  39. DIOS creó una sola raza, la roja, o “adamá" (אדמה) en hebreo. De Set, hijo de Adán, desciende Noé y sus tres hijos, cuyos descendientes fueron viajando por el mundo hasta encontrar el lugar para vivir asignado por Dios. Algunos de ellos fueron cambiando poco a poco su aspecto, contextura, color de la piel, tipo de cabellos, color de ojos, etc. debido al clima, la alimentación, los factores ambientales y las costumbres y tradiciones. Así dieron lugar a las otras dos razas, la amarilla y la negra. El resto derivan de estas tres.
  40. Sobre el color de la piel, la Biblia no le da ninguna importancia ni en el AT o el NT. Se hacen algunas menciones de algunos personajes como Judas y el mismo Jesûs, pero no como un dato supremacista o de humillación, sino como parte de la descripción física del personaje. En el tiempo de Jesûs ya había una gran variedad de apariencias físicas, por ejemplo, Judas Iscariote tenía la piel negra, al igual que varios otros personajes de las Escrituras, sin embargo, los escritores no le dan ninguna importancia ni teológica peor social.
  41. Hace aproximadamente 200 años aparece el tráfico de habitantes del África para hacerlos trabajar en las plantaciones de los granjeros de EU que, para el caso, eran “demócratas”. Y son los blancos demócratas quienes fundan el Ku Klux Klan como su la guardia privada para controlar y castigar cualquier acto de rebelión de los negros. Así nacen la esclavitud y el racismo, provocados por aquellos que hoy se rasgan las vestiduras, y que, a lo largo de estos 50 años, han expedido leyes que han ido empobreciendo y relegando más y más a los ciudadanos negros de este país, para hoy usarlos como carne de cañón en su plan de destruir esta nación.
Por favor, no deje de leer la parte final IV de este mensaje. Serán de gran edificación para su vida.

Μαρανάθα, Ιησούς έρχεται σύντομα
Maranatha, Jesús viene pronto.

ORACIÓN

“Santo eres, bendito Dios. Santo es Tu nombre, santas son las obras de Tus manos. Tû eres santo por los siglos de los siglos. Gracias por Tu amor, por Tu misericordia, por tu paciencia y benevolencia para nosotros a pesar de todas nuestras faltas y errores. Y gracias por Tus revelaciones. Bendice, Señor este mensaje para que sea de gran edificación para la persona que lo lea y que traiga respuestas a su vida, te lo pido humildemente n el santo nombre de Tu Hijo amado, Yeshûa HaMashiah, amén y amén.»

No comments: