Shabbat

Devocional para hoy,
Lunes 24 Septiembre, 2018.

“Shabbat”
Por: CF Jara

Leer: Mateo 28
«Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado;» (Mateo 28:19-20)

El Señor Jesús empezó Su ministerio aproximadamente en el mes de Marzo del año 30 de nuestra era, y estuvo trabajando incansablemente llevando Su mensaje, por los próximo tres años. Durante ese tiempo, los cronistas bíblicos no reportan algún momento donde el Señor haya tomado “unas vacaciones”, se haya quejado de cansancio, hambre, o de los agravios que injustamente recibió, o peor, que haya renegado de Su llamado, o que se haya tomado un tiempo de descanso por causa de alguna depresión. Al contrario, todos los libros del Nuevo Testamento nos relatan a un Jesús activo e incansable al sumo grado. Y, si bien es cierto que el Señor sabía que el tiempo que tenía no era mucho, Su compromiso con la misión lo hizo trabajar sin descanso. Algunos estudios sostienen que el Señor caminó 20 millas (30 kilómetros) diarias, aproximadamente 3,600 millas (5,000 kilómetros) durante esos tres años. Gloria a Jesucristo .

En los tiempos actuales es muy común escuchar que tal o cual pastor, ministro o líder han decidido tomarse un tiempo “sabático”, que puede ser indistintamente, uno o varios meses hasta un año completo de descanso del llamado, sea el pastorado o ministerio. Las causas van desde el estrés, depresión, cansancio físico y mental, enfermedad, situación personal, etc. Sin embargo, si nos remitimos a la misma Biblia y tomamos, no el ejemplo del Señor sino el de Sus discípulos, no encontraremos ni una sola carta donde Pablo haya pedido permiso a Santiago para tomarse un “sabático” en las costas de España o por los Alpes Suizos. Ni Pablo ni tampoco alguno de los otros apóstoles. Al contrario, todos ellos trabajaron con el mismo tesón que el divino Maestro, sin descansar ni claudicar, por encima de enfermedades, necesidades, odios, persecuciones, hambres, torturas, prisiones e incluso muerte. El resultado de ese trabajo sin descanso de todos aquellos hombres y mujeres permitió que la iglesia prevalezca dos mil años más tarde. Por lo tanto, para aquellos que hemos sido llamados a servir en el reino, el tiempo “sabático” no existe, hay que trabajar día a día, sin desfallecer.

Amados hermanos, esta revelación nos la entregó el Espíritu Santo como resultado de nuestras oraciones. Habíamos estado orando por confirmación para tomar un tiempo de descanso y meditación acerca de continuar o no con la tarea evangelística de este ministerio. Luego de tres meses de buscar respuestas, el Señor nos ha hecho entender que esta etapa está terminando. Después de haber empezado en el año 2007 como pioneros en la predicación de la Palabra por internet y en las redes sociales, el tiempo de movernos a otro frente ministerial ha llegado, por la voluntad de Dios y para la gloria de Su nombre. Estamos preparando un viaje misionero de suma importancia, hacia uno de los países más ricos de la tierra, pero donde apenas el 1% de la población conoce de Jesucristo. Por razones de seguridad no podemos mencionar el nombre del país, pero si podemos decir que vamos a ir a impartir la Palabra a los estudiantes de una de las mejores universidades del mundo. Estos jóvenes son quienes conducirán su patria en poquitos años, y si ellos conocen quién es el camino, la verdad y la vida, podrán tocar desde sus puestos de responsabilidad, la vida de miles. Así que cuento con sus oraciones de apoyo y cobertura.

Por otro lado, una de las organizaciones mas antiguas y respetadas en el campo de entrenamiento y capacitación pastoral a nivel mundial, nos ha abierto las puertas para entrar a servir a pastores, ministros y líderes de la iglesia Hispana tanto en los Estados Unidos como en Latinoamérica. Ya estamos trabajando en las primeras fases para implementar este proyecto tanto en Ecuador como en Paraguay y Colombia, países donde se ha generado gran expectativa por estos programas de Liderazgo ministerial.

Mantendremos solo la página web y el blog donde se seguirán entregando mensajes y estudios bíblicos, así como noticias de todas las actividades ministeriales, pero en forma pública, no personalizada. Así mismo, planeamos abrir los micrófonos de la radio on-line “KJS Radio El Rey Jesús” para la entrega de programas en vivo de estudios bíblicos y evangelismo.

Hermanos, las redes están saturadas de ministros, ministerios e iglesias que predican diariamente la Palabra de Dios. El Señor nuestro Dios Todopoderoso nos ha mostrado el camino y está abriendo las puertas. Para allá vamos. No hay tiempo que perder. Esto no es un “adiós” sino “hasta pronto”. Los llevaremos en nuestros corazones y oraciones a cada uno de ustedes. Gracias por su cariño y apoyo y confianza durante todos estos años. Ha sido un honor ser parte de sus vidas y una bendición para nosotros haberles servido. Que la gracia y la misericordia del Señor habiten siempre sobre ustedes, en el nombre de nuestro amado Jesûs, amen.
Hasta encontrarnos en el día anunciado.

Oración
«Señor Padre amado, hoy te quiero dar gracias infinitas por el honor que me hiciste de llamarme a servir en este hermoso ministerio. Han pasado ocho años muy fructíferos y especiales. Me guiaste a escribir y entregar los devocionales desde mi hogar, pero también desde otras ciudades y países cercanos y lejanos. Desde la comodidad de mi escritorio, pero también desde parques, bibliotecas, orfanatorios, y hogares de familiares y amigos que me acogieron. Escribiendo los devocionales para edificar a otros, fui edificado y bendecido, porque así es Tu infinita sabiduría, porque esa es la hermosura diáfana de predicar Tu santa Palabra: cuando la compartimos para sanidad, restauración, bendición, empoderamiento de otros, mientras va saliendo de nosotros también nos va sanando, restaurando, bendiciendo, empoderando. Gracias Señor por el milagro de Tu llamado. Gracias por haberme ungido con unción de fortaleza, fe y obediencia. Gracias a Ti puedo decir hoy como Pablo: “He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, he guardado la fe”. Bendice, te pido mi Señor a todos y cada uno de los hermanos y hermanas que lean esto, haz resplandecer Tu rostro sobre de ellos, y muéstrales cada día, que Tú eres Dios, el Todopoderoso y bendito por siempre, te lo ruego en el nombre Todopoderoso de Tu Hijo amado Yeshûa HaMashiaj, amén.»
התהילה היא רק של ישוע המשיח
DIOS te bendiga.

Lea la Biblia en un año: Cantar de los Cantares 4 - 5; Gálatas 3
Descargue el devocional en PDF: Shabbat

Comments