El Gran Señor

Nuestro Pan Diario
12 Septiembre 2014
Lectura Diaria para hoy, Viernes 12: “El pequeño gigante”
(Poh Fang Chia)
Lea: 1 Samuel 17:32-37
«… [el Señor] me librará…» 1 Samuel 17:37

Biblia en un año: Proverbios 13–15; 2 Corintios 5

El imponente enemigo entra de repente en el valle de Ela. Mide 2,70 metros de altura, y su armadura, hecha de varias planchas pequeñas de bronce, brilla bajo los rayos del sol. La vara de su lanza está envuelta en cordeles, para que gire en el aire y pueda arrojarse más lejos y con suma precisión. Goliat parece invencible.

Pero David sabe que no es así. Aunque su adversario parezca un gigante y actúe como tal, comparado con el Dios viviente es pequeño. David tiene una perspectiva correcta del Señor y, en consecuencia, una visión apropiada de las circunstancias. Ve a Goliat como alguien que desafía a los ejércitos del Dios vivo (1 Samuel 17:26). Con confianza, aparece vestido de pastor delante del gigante, y armado tan solo con su cayado, cinco piedras y una honda. Su confianza no está en lo que él es, sino en quien lo acompaña (v. 45).

¿Qué «Goliat» estás enfrentando en este momento? Tal vez sea una situación imposible en el trabajo, una dificultad financiera o la ruptura de una relación afectiva con otra persona. Comparada con Dios, toda situación es insignificante. Nada es demasiado grande para Él. 

Las palabras de Carlos Wesley, el escritor de himnos, nos recuerdan: «La fe, la poderosa fe, la promesa ve y no mira otra cosa; se ríe de los imposibles y exclama que será hecho». Si el Señor desea librarte, puede hacerlo, y quizá lo haga de maneras que no esperas.

No le digas a Dios cuán grandes son los gigantes; dile a los gigantes cuán grande es tu Dios. 

Encuentre más lecturas edificantes en Nuestro Pan Diario

Ministerios Mundiales “Îshu-nejar”®
maiishunejar@cogm.com

Comments