La Biblia, el Libro de DIOS


📖🖊  Estudio Bíblico “La Biblia, el Libro de DIOS”
         Fecha: Lunes 2 Mayo, 2022. No. 1187
         Por: Dr. César F Jara.

Leer: Ezequiel 3:1
«Y fui al ángel, diciéndole que me diese el librito; y él me dijo: Toma, y trágalo; y él te hará amargar tu vientre, pero en tu boca será dulce como la miel.» (Apocalipsis 10:9)

Este mensaje es la revisión del mensaje No. 1168 enviado el 17 de Noviembre del 2021. Uno de los temas más polémicos relacionados con la Biblia, es su procedencia divina, la cual es cuestionada principalmente por los agnósticos, ateos y por muchos miembros de la comunidad científica. El argumento principal es que fue escrita por humanos, en unos casos por los propios profetas, en otros por escribas y testigos. Sostienen que eso, en lugar de añadirle credibilidad, le confiere características de imperfección y error, a pesar de que admiten que la misma Biblia dice que es nacida de la auténtica inspiración del Espíritu Santo sobre todos aquellos que escribieron la historia de amor de Dios con Su Pueblo.

En este estudio, no trataremos de contradecir a los que niegan la Biblia porque ese no es el propósito del mensaje, y, sobre todo, porque aquellos, aunque vean y palpen cientos de pruebas veraces y contundentes, siempre buscarán cualquier otro pretexto para negar la divinidad del Libro de Dios. Tampoco es un estudio extenso, porque para ello se necesitarían miles de páginas. Sin embargo, queremos aportar con una pequeña luz para el conocimiento de aquellos que buscan en espíritu y en verdad, la revelación de los secretos del Señor.

Acompáñenos en este fascinante recorrido acerca de cómo nació la Biblia, el Libro de Dios.

LA BIBLIA
La palabra “Biblia” viene del latín ‘biblĭa’ y este del griego ‘βιβλία’ que significa un “conjunto de libros.” A continuación, un breve resumen de los puntos de la historia de la Biblia más importantes:
  1. Dios es el autor de la Biblia, que relata que el Creador puso dos árboles en el centro del Edén, el árbol de la vida, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.
  2. En realidad,  los dos árboles son dos libros escritos por Dios: 1) la Biblia, que fue revelada a Sus profetas y escritores dos mil años después; y 2) el Manual de Su Creación, donde está descrito cómo Dios creó todo, y que fue entregado a Lucifer después de su rebelión contra el Señor y previo a su expulsión de los cielos.
  3. El Eterno es un Dios justo por naturaleza y no forza a nadie a nada. Al contrario, al igual que a los ángeles, el Señor dejó para toda la humanidad el libre albedrío, Su más grande legado, después de Jesucristo. Por ello, nos reveló la Biblia para que todo aquel que quiera alcanzar la vida eterna junto a Êl, sepa cómo hacerlo. Pero también dejó el libro de todas las Ciencias del bien y del mal donde están todos los secretos de todos los saberes y conocimientos para aquellos que busquen el dominio de las ciencias. Pero éstos se alejarán de Dios y, por ende, perderán el acceso a la vida eterna.
  4. El Señor, siendo un Dios justo, quiere que el hombre use su libre albedrío y escoja a quien servirá, a su Hacedor o al mundo. Cuando el hombre escoge a Dios, vivirá para siempre. Pero si escoge al mundo, entonces perderá su inmortalidad, tal como sucedió con los ángeles y los humanos que Dios creó con Su mano y que se rebelaron en contra Êl, esto es, Luzbel, Eva y Adán.
  5. Luzbel, ya convertido en Lucifer, recibió todos los secretos de todas las ciencias y los pasó, primero a Caín, su hijo, y a través de este, a toda su descendencia incluido Canaán, Nimrod, los reyes Cananeos, Salomón, Babilonia, Asiria, etc., hasta los luciferinos, reptilianos, francmasones y judíos kházaros del día de hoy.
  6. El Antiguo Pacto empezó a ser revelado a la humanidad hace tres mil quinientos años. Fue Moisés quien, una vez que sacó a Israel de Egipto y en medio de la travesía de 40 años por el desierto, escribió el “Pentateuco” o los cinco primeros libros de la Biblia Hebrea (Tanaj): Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio.
  7. Es necesario añadir que los eruditos aseguran que el libro de Job cuyo autor es desconocido, es el manuscrito bíblico más antiguo pues data de hace cuatro mil años. Este libro cuenta la historia de un hombre creyente y temeroso de Dios que vivió pocos años después del Diluvio, en la región cerca de donde se cree, estuvo el Edén. 
  8. De acuerdo a los datos bíblicos, Abraham vivió en ese mismo período y nació en esa misma área, Ur de los Caldeos, que corresponde a lo que hoy es conocido como la zona centro-sur de Irak, un lugar lleno de edificios y restos arqueológicos donde se encontraron las tabillas sumerias, y que fue destruido, primero por el ejército de los Estados Unidos cuando invadieron Irak, y luego por los terroristas del grupo Isis.
  9. El libro de Job es el libro de ciencia más antiguo de la humanidad. Allí hay información que los científicos tardaron miles de años en descubrir, pero también hay muchas cosas que aún no se han aclarado o se las ha ocultado, como la declaración de Job de que la tierra es redonda pero plana, no como un globo. Esto es corroborado por otros profetas bíblicos como Isaías y por el mismo Moisés en el Génesis.
  10. La Biblia relata a parte de la historia de la creación y del Diluvio, todos los eventos que se fueron dando con el pasar de los tiempos desde la encomienda del Señor a Abraham de fundar el pueblo de Dios, hasta su cautiverio en Egipto y su liberación por parte de Moisés. Desde el aparecimiento de los profetas mayores y menores hasta el tiempo de los jueces y reyes del reino de Israel. Desde la división del reino hasta la dispersión de los israelitas por el mundo por causa de su rebeldia y desobediencia hacia Dios. En unos casos, fueron los mismos protagonistas quienes registraron los hechos, mientras que en otros fueron los escribas y testigos, quienes, usando papiros, trozos de madera o piel de animales, transmitieron la historia que se fue traspasando por las generaciones.
  11. Entre los siglos 5 y 1 antes de la llegada de Jesûs a la tierra, los descendientes de los Hebreos que habían vuelto del cautiverio de Babilonia y que fundaron la nueva religión judía fueron recopilando todos esos escritos, lo cual dio origen a la Tanaj, o la Biblia judía, escrita en Hebreo y que contenía los mismos libros que se ven hoy en día.
  12. Ya en nuestra era y alrededor de diez años más tarde después de la ascensión de Jesucristo a los cielos, se escribió el primer libro de lo que se llamó luego el “Nuevo Pacto,” que contiene la historia del nacimiento, ministerio, muerte y resurrección de Jesûs. Así mismo, los autores fueron Sus discípulos, escribas y testigos de esos tiempos que registraron aquella historia también en papiros.
  13. El primer libro del Nuevo Pacto fue escrito por el medio hermano menor del Señor, el apóstol Jacobo (Tiago, o llamado por la iglesia católica San Tiago). Le siguieron Gálatas, Mateo, Marcos, etc.
  14. Tanto los judíos, por un lado, como los primeros Cristianos por el otro, hicieron copias manuscritas de los documentos originales. Así se transmitió la tradición de la fe bíblica, pero que solo alcanzaba a aquellos que podían leer, casi siempre los sacerdotes y gente pudiente, mientras que los pobres no tenían acceso a aquellos escritos, pero se enteraban en las asambleas de los creyentes en Jesûs.
  15. En el año 314, el emperador romano Constantino decretó el nacimiento de la iglesia universal o católica y en el 325 d.C., llamó a los líderes de aquella iglesia al primer concilio de Nicea para organizar la Biblia cristiana, tal como lo habían hecho los judíos cientos de años atrás. Es necesario aclarar que, para ese entonces, tres facciones se separaron de la iglesia creada por Constantino: la iglesia ortodoxa griega y rusa, la iglesia copta de Egipto y Etiopía y los Cristianos de la iglesia primera o de las catacumbas. Todos ellos siguieron a la Didajé, que es la primera liturgia hecha por los apóstoles de Jesucristo.
  16. A partir de allí, el mundo entra en el período de oscurantismo más largo de la historia moderna, por causa de que el Vaticano, el centro de gobierno de la iglesia católica, apostólica y romana, esconde por mil doscientos años en los sótanos de sus catedrales los diversos manuscritos bíblicos incluidos los apócrifos.
  17. A finales del siglo 9 de nuestra era, algunas copias de aquellos manuscritos son distribuidas por los monjes coptos de los monasterios de los desiertos de Egipto, los cuales llegan a las manos de varios creyentes de Suiza y Alemania. Entonces empieza el despertar de la verdadera fe, que quiere ser aplastado sin misericordia por la inquisición católica, la cual mató en la hoguera a miles de hombres y mujeres que osaron denunciar la falacia del Vaticano y la falsa fe.
  18. Años más tarde, en 1440, el alemán Johannes Gutenberg inventa la imprenta. Se cree que uno de aquellos manuscritos de los monjes coptos llegó a sus manos. Con la intención de masificar el conocimiento de la Palabra de Dios, buscó la inspiración divina para diseñar una máquina apropiada para imprimir la Biblia en forma masiva. Entonces, inventa la imprenta, lo cual permitió que un cada vez más creciente número de personas tuvieran acceso a los textos de Dios y que, a la vez, empezaran a ser liberadas del yugo de la falsa iglesia. Entre esas personas tenemos a todos los Reformadores incluyendo Martin Lutero, John Huss, John Wycliffe, etc.
  19. Durante el siglo 18, John Wesley su hermano Charles fundaron el movimiento mundial de la iglesia metodista, y a principios del siglo 20, un grupo de pastores metodistas y bautistas fundaron la iglesia pentecostal, la misma que al día de hoy, es la denominación protestante evangélica más grande del mundo.
  20. Como se escribe más arriba, la Biblia fue escrita por Dios y puesta por Êl en el Huerto del Edén. Esta Biblia original estaba completa, pero hombres en diferentes tiempos, circunstancias y épocas, ocultaron y hasta arrancaron muchas páginas, capítulos y versículos, mientras que muchos de los llamados traductores, mal tradujeron y malinterpretaron muchos pasajes de la Palabra original, llevados por su ego, y por pasiones humanas, eclesiales y hasta demoniacas.
  21. Por lo tanto, es penosamente correcto afirmar que la mayor parte de las Biblias de todas las religiones y denominaciones están incompleta y que ni aun si incluyéramos los documentos apócrifos tendríamos la Biblia original, sino que ella será revelada en los tiempos finales a aquellos que estudien y escudriñen las Escrituras en Espíritu y en verdad, hasta que todo lo escondido, ocultado, prohibido, etc., nos sea revelado por el Espíritu Santo, para la gloria de Dios.
LOS LIBROS APÓCRIFOS
A parte de los 66 libros que componen la Biblia como la conocemos hoy, existen mas de 100 documentos, cartas, escritos, evangelios, fragmentos papiráceos, etc., de varios autores y de varias épocas, algunos de los cuales fueron incluidos en las primeras ediciones de la Biblia impresa, pero fueron retirados poco a poco de la Biblia a lo largo de los años, mientras que otros nunca fueron incluidos. A todos estos documentos se los conoce como “apócrifos,” palabra que viene del griego “apókryphos” y que significa «simulado, lo inexistente o lo fingido; libro de materia sagrada que no es considerado por la iglesia como de inspiración divina; obras escritas no auténticas o que no son obras de la persona a la que se atribuye.»”

En cambio, se denomina “canon bíblico” a los libros que han sido “aceptados oficialmente” (por quién, con qué autoridad y bajo qué requisitos, me pregunto) para ser parte de la Biblia, la cual dice que las Sagradas Escrituras han sido inspiradas por el Espíritu Santo y reflejan la verdad del mensaje de Dios. Pero la misma Biblia también dice que “TODA la Palabra es inspirada por Dios” y no menciona en ninguna parte a los cánones o textos apócrifos. Si las Escrituras son inspiradas por el Espíritu Santo, entonces lo primero que debe ocurrir con el lector es que éste sienta la presencia del Espíritu Santo. Y si usted lee la gran mayoría de los documentos rechazados, porque supuestamente no se ajustan a las reglas humanas, como por ejemplo los Evangelios de Pedro, Enoch, o Tomás, usted va a sentir la presencia del Espíritu de Dios sin ninguna duda. Sin embargo, ninguno de estos evangelios fue incluido en la lista de Nicea.

La famosa “canonización” comenzó en el 450 a. C. y fue hecha por la primera generación de rabís judíos que retornó de Babilonia luego de la invasión del siglo 7 a.C., y terminó en el concilio de Yavne del primer siglo. El último libro en ser canonizado fue el libro de Daniel. Por su parte, la canonización cristiana empezó en el año 325 d.C. impulsada por Constantino y terminó a finales de ese siglo, en los concilios de Hipona, 393 d.C. y Cartago 397 d.C.

LOS “CANONES” MODERNOS
En un evento en el año 1960 del que nadie en la iglesia Cristiana habla, la Sociedad Bíblica Americana quitó de la Biblia protestante los últimos libros “apócrifos” que quedaban, por considerar -ellos solos- que no cumplían con el canon bíblico. Esto quitó del alcance de los creyentes, muchos textos acerca de asuntos que podrían cambiar la interpretación de la fe a una manera completamente opuesta a la actual.

Entre varias teorías acerca de por qué habrían retirado aquellos libros, está la que dice los textos encontrados allí cuestionaban por lo tanto ponían en peligro a la jerarquía de la iglesia católica. Vamos a dar tres ejemplos de los evangelios de Enoc, Pedro y Tomás, para que usted busque la verdad por su propia mano:

1) Evangelio de Enoc. El profeta que no murió, sino que fue ascendido a los cielos, escribe:
  • Acerca de la relación de Dios con los “vigilantes” o ángeles expulsados del cielo;
  • Acerca de los hijos de éstos con las humanas que fueron los nefilines o gigantes, los titanes que construyeron las civilizaciones antiguas y que hoy habitan dentro de la tierra, a los cuales se les llama “extraterrestres”;
  • Acerca de que la tierra es plana, como un plato, y no redonda como una pelota.
2) Evangelio de Pedro. El apóstol escribe:
  • Acerca de la conversación que tuvo con Jesucristo luego de que el Señor resucitara, en donde el Maestro le explica lo que sucede con las almas de las personas al morir;
  • Acerca de cuando Jesucristo resucitado lo llevó tanto al cielo como al infierno;
  • Acerca de que el Señor Jesucristo le explica que Dios repudia a las jerarquías eclesiales.
3) Evangelio de Tomás. El apóstol escribe:
  • Acerca de la infancia de Jesûs junto con su primos Lázaro, Marta, María y Juan, el que años más tarde sería llamado “el Bautista”;
  • Acerca de los milagros de Jesûs niño, por ejemplo, cuando revivió tanto a un pajarillo que encontró muerto en la playa como a un niño que falleció al caer y golpearse la cabeza mientras jugaban juntos.
Muchos eruditos, pastores y ministros cristiano-evangélicos que hemos leído todos o algunos de estos libros apócrifos hemos sido bendecidos en gran manera y nuestra fe se ha empoderado inmensamente, en lugar de disminuir o cambiar, porque muchos eventos y aspectos desconocido de Jesûs han podido ser comprendidos de la manera como Dios quiere. Pero la gran mayoría ha optado por ignorar y hasta condenar estos textos sin antes saber siquiera de que hablan. Uno de los argumentos más conocidos es el que sostiene que esos libros no se los menciona en ninguna parte de la Biblia actual, lo cual prueba el orgullo y la ignorancia de los negacionistas.

Creo firmemente que los Cristianos debemos leer y estudiar los libros apócrifos pues por una revelación dada por el Espíritu Santo pude saber que muchos eruditos cercenaron, escondieron y alteraron mucha información valiosa del libro de Dios, porque dedujeron que provocaría conflicto con los intereses personales e institucionales, empezando por los rabinos judíos y luego por los eruditos católicos. La visión que recibí fue la de unos hombres en un corredor oscuro que arrancaban las páginas de un libro y las escondían de los creyentes.

Pero casi dos mil años después, esas páginas fueron apareciendo poco a poco como si estuvieran cumpliendo un deseo del Dios Todopoderoso de que muchas verdades escondidas, tapadas, mal enseñadas u obviadas, finalmente salieran a la luz al ser reveladas a aquellos que escudriñan las escrituras con temor y temblor de saber más del Altísimo Creador del universo, del Dador de la vida, del Bendecidor de Su pueblo. El Señor mismo habla a Su pueblo en Ezequiel 3:1 «… Hijo de hombre, come lo que hallares; come este rollo, y ve y habla a la Casa de Israel.» y en Apocalipsis 10:9 «Y fui al ángel, diciéndole que me diese el librito; y él me dijo: Toma, y trágalo; y él te hará amargar tu vientre, pero en tu boca será dulce como la miel.»

DATOS IMPORTANTES
Entre los datos curiosos acerca de la Biblia podemos citar:
  • La Biblia es el libro más impreso de todos los tiempos. Ni así se pongan juntos todos los libros impresos de todos los tiempos, todos los temas y todos los idiomas, no alcanzarían al número de Biblias impresas hasta hoy. Actualmente se venden más de 100 millones de Biblias cada año. 
  • La Biblia es el libro con más traducciones a otros lenguajes que cualquier otro libro. Al día de hoy, la Biblia se ha traducido a más de 3415 lenguas, lenguajes, dialectos, etc.
  • La Biblia usada por la iglesia protestante o evangélica tiene un total de 66 libros divididos en dos Pactos o Testamentos: el Antiguo (39 libros) y el Nuevo (27 libros.)
  • La Biblia judía (Tanaj) contiene solo el Antiguo Pacto con los mismos libros que la Biblia protestante pero agrupados en 24 libros.
  • La Biblia católica contiene en total 73 libros, 27 en el Nuevo Pacto, 46 en el Antiguo, y 7 libros “Apócrifos.”
  • La Biblia ortodoxa contiene en total 78 libros, 32 en el Nuevo Pacto, 46 en el Antiguo, y 12 libros “Apócrifos.”
  • La Biblia protestante fue escrita por 40 autores a lo largo de 1600 años. Tiene en total 1.188 capítulos y 31.187 versículos.
  • El versículo más corto por el número de letras está en Job 3:2 y el más largo está en el libro de Esther 8:9.
  • El nombre de Dios se menciona 4094 veces.
  • El versículo más leído de toda la Biblia, en todos los tiempos y en todas sus versiones está en Juan 3:16 «Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, más tenga vida eterna.»
  • En la Biblia no hay ninguna descripción física de la apariencia de Jesûs.
  • La Biblia contiene más de 3200 profecías que ya se cumplieron y 3100 que aún faltan por cumplirse.
  • Si se leyera la Biblia de corrido, sin parar, se tomarían 70 horas seguidas.
  • El nombre más repetido en la Biblia es el de David (1118 veces) y la frase “no temas” aparece 365 ocasiones.
  • En Isaías 38:8 se registra que el sol retrocedió 10 grados (1 hora); y en Josué 10:13 se registra que la luna y el sol se detuvieron por 23 horas. Los dos eventos suman un día, el mismo día que la supercomputadora de la NASA encontró que estaba perdido en el calendario de la tierra.
  • La Biblia más pequeña fue por escrita por científicos en la punta de un bolígrafo en un disco de silicona, y la llaman la “nano Biblia.”
  • El libro de los Salmos es el más largo del AP y Lucas es el más largo del NP.
  • La última palabra de la Biblia es “amén.”
La Biblia es el libro “sagrado” de Dios. Lo afirma el Espíritu Santo a través de los diferentes autores y escritores bíblicos. Incluso, en varios libros como en el Apocalipsis, hay varias advertencias severas para aquel o aquellos que aumenten o quiten un punto o una coma de los escritos originales, así como para aquellos que distorsionen de manera voluntaria o involuntaria, el sentido original del mensaje o la historia bíblica. Estas advertencias deben ser tomadas literalmente, como una maldición para el atrevido que manipule las palabras del Creador para Su pueblo. La misma Biblia confirma el castigo terrible para aquellos en Apocalipsis 22:18-19 «Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.»

Dios te bendiga.
Μαρανάθα, Ιησούς έρχεται σύντομα.
Maranatha, Jesús viene pronto.
                                     ORACIÓN
«Señor Dios Todopoderoso, santo por siempre hasta la eternidad. Gracias, Señor por habernos dejado tu Palabra escrita por Tu puño y letra, para que tengamos la claridad de cuál es el camino correcto a seguir en esta jornada terrenal, de tal forma que podamos entrar en la vida eternal. Oh cuán glorioso será ese día, mi Señor, cuando mi alma, ya purificada por la sangre del Cordero santo y con un cuerpo espiritual incorruptible, entre a habitar en la Luz admirable de Cristo Jesûs. Hoy te ruego, mi Señor, que no me permitas jamás alejarme de Tu camino, por ninguna razón, y ni así me ofrezcan todo el oro y el poder del mundo. Pon hambre en mi por Ti, para que cada mañana, antes de tomar mi desayuno, yo desayune las palabras hermosas de Tu carta de amor por Tu creación. Que Tus enseñanzas sean las que edifiquen mi cuerpo, mi alma y me espíritu, te lo pido humildemente en el santo Nombre de Tu Hijo amado Yeshûa HaMashiah, mi Señor y mi Salvador, amén y amén.»
BIBLIOGRAFIA
Baje una Copia en PDF
Estudios:
Libros Prohibidos:
Ministerios Cristianos Online

 Instituto Apostólico “Îshu-nejar” es una división de los Ministerios Cristianos Online “Îshu-nejar”.





No comments: