Jesucristo, el Rey del Universo y de Nuestra Vida


Devocional para Hoy, Lunes 4 de Enero, 2021, No. 1140
“Jesucristo, el Rey del Universo y de Nuestra Vida”
Por: CF Jara.

Leer: Mateo 24

«Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama. Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada.»
(Malaquías 4:1-2)

Hermanos, hemos llegado al año 2021 con bien por lo que podemos decir, “Hasta aquí DIOS nos ha traído y nada nos ha faltado. Sea el nombre de Jehová bendito.” Es que la “pandemia” mentirosa (el virus manipulado para someter a la humanidad a un encierro único en la historia), el poder maligno enquistado en los corazones de políticos, gobernantes, militares, líderes religiosos, académicos, científicos, artistas, deportistas, periodistas, profesores, policías, activistas sociales, etc., y la obra de corporaciones como la media, la científica y la religiosa, atormentaron en gran manera a toda la humanidad durante el año que acaba de terminar y lograron que millones de seres humanos sufrieran terriblemente y amanecieran y anochecieran cubiertos del miedo y terror.

La Estrategia del Mal
En las noticias del primer día de este año, los noticieros reportaron a millones de ciudadanos chinos festejando a todo dar en las calles y plazas de toda China, el arribo del año nuevo, inclusive en la ciudad de Wuhan. Pero lo mas extraordinario es que menos de la mitad de ellos tenían máscaras, todos estaban juntos, es decir, sin el “distanciamiento social” y de lo que se conoce, la vacunación masiva ni siquiera ha empezado en ese país donde se originó todo. Aquellos seres humanos superaron el miedo y salieron a las calles, mientras millones de cristianos en todo el mundo incluidos pastores y líderes, permanecen en sus casas temblando de pánico, y no se atreven ni abrir los templos ni ir a los que están abiertos para alabar el santo Nombre de DIOS, porque les puede causar la muerte… Pero ¿por qué los Cristianos actúan así? Pues porque tienen sus ojos puestos en la maldad del enemigo en lugar de tenerlos puestos en el Autor y Consumador de todas las cosas, Jesucristo, el Rey de reyes y Señor de señores.

La tarea del opositor de DIOS es desviarnos de los caminos del Altísimo, a través de hacernos creer que las pruebas y tribulaciones que llegan a nuestras vidas son las señales de que el Señor se ha olvidado de nosotros. Pero Jesûs nos advirtió que tendríamos tiempos malos y que debíamos confiar en Êl porque Êl ya venció al mundo, por lo tanto, nosotros también lo venceremos. Además, es en las pruebas y tribulaciones donde nuestra fe se fortalece por lo cual seremos ascendidos a los lugares altos.

Las noticias inesperadas, planes que se truncan, hijos que se alejan de los caminos del Señor, el desempleo, la enfermedad, el odio y enemistad con familiares y hermanos de la fe, y por supuesto, la muerte, son sucesos duros, dolorosos que no queremos pasar. Y cuando nos dejamos abatir, cuando dejamos que la depresión disminuya nuestra fe, cuando le creemos más al que está leyendo las noticias que a las promesas de Jesucristo escritas en la Biblia, entonces aparece enfrente aquel que vino a mentir, robar y matar. Los pensamientos que afloran en nuestra cabeza es que DIOS se olvidó de nosotros. Esta sola blasfemia nos roba la paz y el gozo de Cristo, y luego, la fe y la esperanza. Entonces el miedo y temor nos llenan y proyectan sombras de muerte sobre nuestras vidas. El león rugiente tiene lista a su víctima para devorarla.

El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define al miedo como la “angustia por un riesgo o daño real o imaginario, que anula las facultades de decisión y raciocinio de la persona, y la impulsa a cometer actos indeseados.” En otras palabras, el miedo bloquea tanto el pensamiento lógico como el sentido espiritual de la persona, que queda expuesta al control de la fuente de ese temor. La Biblia dice que el origen de todo temor y miedo es el diablo, el enemigo de DIOS, quien manipula a la gente a través del pánico que les hace tomar decisiones desesperadas sin pensar o meditar acerca de las consecuencias de esos actos (Proverbios 29:25).

Donde Están Nuestros Ojos
Hermanos, Jesûs denunció a los “Arcontes,” los agentes de satanás que pululan los aires y que se meten dentro de las personas que viven en temor porque los demonios de todos los rangos se alimentan del miedo. Alguien dirá, “bueno, el miedo es el resultado de la producción de adrenalina en los riñones, que alertan al humano acerca de un peligro y eso hace posible el sentido de supervivencia.” Por supuesto que sí, pero una cosa es tener una reacción para protegerse uno mismo frente a un peligro inminente, pero otra cosa es vivir en miedo crónico frente a cualquier peligro olvidando que nuestro Dios Todopoderoso nos puede librar de toda amenaza.

Aparte del miedo, el opositor usa otras estrategias para hacernos alejar la mirada de nuestro Salvador. La Biblia dice que Satanás es al amo de este mundo y todas las cosas le pertenecen, incluidas todas las riquezas, los tesoros, los placeres, etc. (Mateo 4:9). El enemigo usará los lujos, el dinero, los vicios de todo tipo y hasta a los hombres para hacernos olvidar las promesas del Señor. Cuando se pone la mirada en la figura y en lo que hacen y dicen cantantes, actores, deportistas, políticos, presidentes, personajes del quehacer humano, estamos desviando nuestra vista de donde debe estar. Incluso, cuando los creyentes admiran y hasta adoran a sus pastores, líderes, predicadores, salmistas, etc., y los entronan cual ídolos, han desviado sus miradas a lo humano. Mas la Biblia dice que aquellos que así hacen, son malditos (Jeremías 17:5)

El Autor y Consumador de la Fe
DIOS no ha provisto a Su pueblo de un espíritu de cobardía para que viva con el miedo como su sombra. Al contrario, el Señor nos ha dado un espíritu de poder, de amor y dominio propio. Tampoco le agrada a DIOS un creyente temeroso o miedoso. El Señor nos manda a ser valientes, esforzados, confiando en Sus promesas en todo tiempo, sin estar afanados por nada, dando gracias por todo y en todo. Y la paz de Jesucristo que sobrepasa todo entendimiento, guardará nuestros corazones y pensamientos en todo tiempo y donde quiera que estemos.

Hermanos, me gustaría escribir que este año nuevo será diferente, lleno de cosas buenas y agradables que el pasado no tuvo, sin embargo, el Espíritu del Señor ha hablado y ha advertido a Su pueblo que los tiempos empeorarán, que vendrán cosas más terribles de las que han pasado, todo porque la venida del Señor Jesûs está cerca. Y para que el Mesías venga, es necesario que se cumplan todas estas cosas, aunque vayan a causarnos dolor, angustia y hasta muerte.

De acuerdo a lo que el Todopoderoso Dios ha revelado a Sus profetas, el pueblo del Señor está pasando ya por la primera etapa de la Gran Tribulación. El 2020 quizá haya sido el primer, segundo o tercer año de la primera fase, es decir, la humanidad podría estar cerca a entrar en la Gran Tribulación, que, según el libro del Apocalipsis, son los segundos tres años y medio donde sucederá la terrible destrucción de todo lo que vive arriba, sobre y debajo de la tierra y de los mares, sin embargo, en todo tiempo, nuestros ojos deben estar puestos en la cruz de Cristo Jesûs y nuestra mente en recordar Sus promesa de que Êl estará con Su pueblo redimido hasta el fin como Poderoso gigante.

Pero recuerda hermano que antes de que empiece el tiempo terrible, Jesucristo vendrá por Su pueblo y lo arrebatará a los cielos librándolo de ese terrible sufrimiento, por lo cual es necesario que nos justifiquemos en la sangre bendita de Jesûs cada noche antes de dormir, reconociendo nuestros pecados y pidiendo perdón en forma honesta por ellos porque solo así podremos ser levantados en la “Parusía” o el Rapto de la iglesia del Cordero Santo. Aleluya.

Oración
«Señor, gracias por tus bendiciones de amor, provisión, salud, fortaleza y sabiduría. Y gracias también por Tu promesa de que antes que empiece el terrible tiempo final Tû vendrás con Tus ángeles en los cielos para llevarte a Tu Pueblo a la gran Boda del Cordero de DIOS. Creemos en esa promesa poderosa y declaramos que Tû eres el Santo de los santos, el Rey de reyes, el Justo de los justos, y que toda la creación está puesta a Tus pies, porque Tû eres el Excelso, el vencedor de la muerte, el dueño de todo el honor, toda la gloria y toda la honra, por los siglos de los siglos, lo declaramos humildemente en el santo nombre de Tu Hijo amado Yeshûa HaMashiah, amén y amén. ¡¡Maranatha, si Señor Jesús, ven pronto, no demores!!»

ה היא רק של ישוע המשיח 
Jesucristo es el dueño de toda la gloria. 

"Îshu-nejar, Jesús, la Luz del mundo" 
Ministerios Cristianos Online 


Bajar el Mensaje de hoy:                                    Bajar el Libro del Mes:
Jesucristo, el Rey del Universo
y de Nuestra Vida
                                             
Los Protocolos de los Sabios de Sion


                                                     Síganos en:      Facebook    ----      Twitter
                                    Ministerios Apostólicos “Îshu-nejar” son una división de 
                                                 los Ministerios Cristianos Online “Îshu-nejar”

Comments