Los Escogidos de DIOS


Mensaje para Hoy, Martes 1 de Diciembre, 2020, No. 1138
“Los Escogidos de DIOS”
Por: CF Jara. 

Leer: Salmo 139
«Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones.» (Jeremías 1:5)

Poco después de la Reforma de Martín Lutero, en 1519, muchos movimientos y doctrinas surgieron, unos a favor de la doctrina propuesta por Lutero, otros en contra; y otros ni a favor ni en contra, sino que crearon sus propias doctrinas. Entre las más conocidas y opuestas entre sí, están el Calvinismo y el Arminianismo. Hoy les ofrecemos este estudio y esperamos que sea para su conocimiento y edificación.

Las Doctrinas de Hombres
(Tomado y adaptado de: “Got Questions” https://www.gotquestions.org/Espanol/Calvinismo-Arminianismo.html )

El Calvinismo y el Arminianismo son dos sistemas de teología que intentan explicar la relación entre la soberanía de Dios y la responsabilidad humana con respecto a la salvación. El Calvinismo es llamado así por Juan Calvino, teólogo francés que vivió desde 1509 hasta 1564. El Arminianismo es llamado así por Jacobo Arminio, un teólogo holandés que vivió desde 1560 hasta 1609 que impugna el dogma calvinista de la doble predestinación.

Mientras la Teología de Calvino dio lugar a la iglesia Presbiteriana, la iglesia Metodista tiene sus orígenes en el Arminianismo. Ambos sistemas se pueden sintetizar en cinco puntos.

1) Depravación del Hombre:
-- El Calvinismo sostiene una total depravación del hombre y asegura que cada aspecto de la humanidad está contaminado por el pecado, por lo que los seres humanos son incapaces de venir a Dios por su propia voluntad
-- El Arminianismo dice que la depravación es parcial, es decir, cada aspecto de la humanidad está contaminado por el pecado, pero no al extremo de que sea incapaz de colocar su fe en Dios por su propia voluntad. En general, los Arminianos creen que hay un estado "intermedio" entre la depravación total y la salvación. En este estado, que es hecho posible por la gracia anticipada, el pecador está siendo atraído a Cristo y tiene la habilidad dada por Dios para elegir la salvación.

2) Elección Incondicional
-- El Calvinismo se adhiere a una elección incondicional, que sostiene que Dios elige individuos para salvarlos basado enteramente en Su soberana voluntad, no en alguna otra cosa inherente a el individuo
-- El Arminianismo dice que la elección es condicional, es decir, que Dios elige a los individuos para la salvación, basado en Su pre-conocimiento de quién será un creyente en Cristo para salvación.

3) Expiación Limitada
-- El Calvinismo sostiene que la expiación es limitada, que es la creencia de que Jesús sólo murió por los elegidos.
-- El Arminianismo dice que la expiación es ilimitada, que es la creencia de que Jesús murió por todos, pero que Su muerte no tiene efecto hasta que la persona crea en Cristo.

4) La Gracia Irresistible
-- El Calvinismo comprende la creencia de que la gracia de Dios es irresistible que sostiene que cuando Dios llama a una persona a la salvación, inevitablemente esta persona llegará a la salvación.
-- El Arminianismo sostiene que la gracia resistible de Dios llama a todos a la salvación, pero que mucha gente resiste y rechaza este llamado.

5) La Perseverancia de los Santos
-- El Calvinismo cree en la perseverancia de los santos, que se refiere al concepto de que una persona que ha sido elegida por Dios perseverará en la fe y nunca negará a Cristo o se apartará de Él
-- El Arminianismo sostiene que la salvación está condicionada porque un creyente en Cristo puede, de su libre albedrío, alejarse de Cristo y, por lo tanto, perder la salvación. Nota: Muchos Arminianos niegan la "salvación condicional" y se aferran a la "seguridad eterna".

Doctrinas Humanas que Separan y Confunden
Las doctrinas Pentecostales, Metodistas Presbiterianas, Bautistas, Adventista, etc. no han hecho otra cosa que separar a los redimidos por la sangre de Jesucristo y entablar una guerra espiritual fratricida entre los Cristianos. Cinco siglos más tarde de la revolución de Lutero, todavía se oye: “No, mi doctrina es mejor que la tuya, yo soy hueso colora’o.” Pero no nos hemos dado cuenta de que le estamos haciendo el juego al opositor, que quiere a la iglesia del Señor Jesûs, dividida y en contienda permanente.

Antes de seguir, es necesario aclarar que me estoy refiriendo a las iglesias que tienen a Jesucristo como el centro de su fe y de su existencia. La iglesia católica, aunque cree en Jesûs, el centro de todo para ellos es María, la madre de Jesûs. Por ello no entra en este estudio, como tampoco el Judaísmo, Islamismo, testigos de Jehová, Mormones, etc.

Volviendo a las dos doctrinas, si las leemos detenidamente, la primera percepción que se recibe es de tener enfrente una clase de mezcla doctrinal que uno termina peor de lo que comenzó. Me atrevo a sostener que aquellos que inspiraron estas dos corrientes, o no leyeron bien la Biblia, o simplemente DIOS quiso que se diera de esa manera para que Su plan se ejecutara de la manera como Êl lo diseñó.

Si los seres humanos somos incapaces de entender completamente conceptos como éstos, entonces peor podremos llegar a comprender y a conocer a Dios algún día. Por ello, para que doctrina de hombre no nos confunda, es necesario poner nuestros ojos en Cristo Jesûs, el Autor y Consumador de todas las cosas. Y, ¿cómo hacemos esto? A través de la lectura y estudio de la Biblia, la Palabra de Dios, que contiene toda la verdad y da fe y entendimiento a quien lo pide.

El Libre Albedrío
El rey David escribió una de las frases más bellas, inspiradoras y poderosas de toda la Biblia. Se visualizó en el vientre de su madre y desde allí manifestó que pudo sentir la mirada del Eterno sobre él. ¡Qué momento mas maravilloso debe haber sido el saberse mirado, escogido, protegido, ungido por el Dador de la vida! Alrededor de quinientos años mas tarde, el profeta Jeremías recibe también una revelación como la del rey. Jeremías oye la voz del Señor recordándole que sabía de él antes de que ni siquiera los padres del profeta hubieran nacido, y aun cuando Jeremías todavía era un embrión, el Todopoderoso lo santificó y sembró en su pequeño corazón el llamado profético para que lo sirviera en Su reino.

Y hermano, hermana, te pregunto hoy, ¿Es que acaso DIOS no te ha confirmado no una sino en varias ocasiones que fuiste escogido por Êl y por ello te trajo a los pies de Jesûs a través de hacerte conocer de Su sacrificio por ti?

¿Cuántas veces te has preguntado por qué tu esposo, hijo, hija, no quieren aceptar a Jesûs a pesar de que son uno solo o vienen de tu vientre y han visto lo que Jesucristo ha hecho contigo? Pero DIOS te pide hoy que confíes y sigas orando porque, como leemos en Josué 24:15, «No sé ustedes, pero yo y mi casa serviremos a YHWH,» la voluntad de DIOS se cumplirá sobre tu vida y la de los tuyos, tarde o temprano, porque así lo ha dicho el Señor.

Sin embargo, en el caso de tus otros familiares y otras personas como hermanos, padre tío, amiga, compañera, vecino, etc., quienes se niegan a recibir al Señor Jesûs, el mismo versículo lo explica: «No se lo que ustedes irán a hacer, pero Yo y Mi casa seremos del Señor.» El Eterno otorgó a los ángeles y a los hombres y mujeres, el derecho de escoger la decisión que deseen frente a los diferentes eventos de la vida. La Biblia llama a este derecho como el “Libre Albedrío” porque, cuán justo sería DIOS si nos preprogramara para que lo único que hiciéramos seria adorarle como robots, sin sentirlo en nuestro corazón, sin desearlo con nuestra alma, sin que nuestro espíritu se regocije cada vez que adoramos Su santo Nombre. El libre albedrío es la prueba cumbre de la perfección y justicia del Creador, pero también de Su infinito amor por todo lo que habita en la tierra y en el universo. A pesar de que DIOS nos escoge y nos santifica en el vientre de nuestras madres, todavía nos deja la opción de escoger servirle o no. Gloria al Altísimo.

Los Linajes que Habitan el Mundo
La Biblia nos habla de que son tres los linajes que habitan la tierra:
1) Los Descendientes de DIOS:
Son los descendientes de Sem y Jafet, hijos de Noé, que descienden de Set, segundo hijo de Adán y Eva y que tuvo los genes de DIOS. De Sem viene Abraham y de Abraham venimos los Hebreos, los Sajones y los pueblos occidentales americanos redimidos por Jesucristo. De Jafet vienen los asiáticos y africanos y todos los pueblos orientales redimidos por Jesucristo.

2) Los Descendientes de Satanás:
Los descendientes de Canaán, hijo de Cam (hijo de Noé) y de la madre de Cam, Naama, quien a su vez era descendiente de Caín. Canaán fue hijo de Cam y de su madre Naama, quien sedujo a su propio hijo para que la semilla de satanás que ella portaba y que heredó de Caín, se activara de nuevo y la maldad apareciera en la tierra después del Diluvio. Esos son los reptilianos de los tiempos actuales.

3) Los Ángeles Caídos y sus Descendientes
Los ángeles caídos son los ángeles rebeldes que fueron expulsados del cielo por DIOS y se convirtieron en los demonios que asolan la tierra. Estos mismos ángeles tomaron para si las hijas de los hombres de las cuales nacieron hijos híbridos gigantes a los cuales la Biblia los llama “Nefilines.” Estos son los titanes del mundo antiguo que construyeron las grandes civilizaciones antiguas y desarrollaron la ciencia a niveles que aun hoy no se conocen o están en teoría. Estos son los demonios “intra terrenales” que habitan en las entrañas de la tierra y los “extraterrestres” que habitan en el segundo cielo.

La Salvación No Se Pierde
Mucho se habla acerca de que si la salvación que viene del sacrificio de Jesûs en la cruz se pierde cuando un redimido se aleja de los caminos de DIOS. Pero creer que esto es cierto, es decir, que los pecados que yo cometo son más poderosos que el sacrificio terrible de Jesûs en la cruz y que por ello perderé el acceso a la vida eterna, es un error doctrinal inmenso. Juan afirma que todos han pecado, sin excepción, sean Arminianos, metodistas, calvinistas, bautistas, judíos, musulmanes, ateos, etc., etc. Pero la salvación no depende de nuestras obras, sino que nos fue dada como un regalo de DIOS. 

¿Será posible que el Señor te de y luego te quite? Job dijo: “DIOS dio, DIOS quitó” pero no se refiere a la Salvación sino a las cosas materiales de este mundo.

Es claro que hay es una confusión entre las doctrinas de la Salvación Eterna y del Rapto o Arrebatamiento de la iglesia. DIOS no es hombre para que mienta ni hijo de hombre para que se arrepienta, por lo tanto, lo que el Señor determinó, eso es y será y si eres salvo, salva, así será hasta que entres a morar en los cielos. Lo que si se pierde es la oportunidad de irse con el Señor en el Rapto, tal como lo describe 1 Tesalonicenses. El Rapto es el evento que sucede inmediatamente antes de que inicien los siete últimos años de la humanidad conocidos como la Tribulación. 

Si el Cristiano no se ha mantenido fiel a DIOS leyendo la Palabra, orando, alabando Su Santo Nombre, honrando Sus mandamientos y justificándose a diario en la sangre bendita del Cordero santo, entonces se quedará a sufrir el terrible espanto que serán esos siete años del reinado de satanás sobre la tierra. Cuando el gobierno mundial sepa que esa persona es Cristiana, le ordenará a que niegue públicamente a Jesûs como Su Señor y Salvador. Si no lo hace, entonces se le cortará la cabeza en las guillotinas. Esto esta relatado detalladamente en el libro del Apocalipsis.

Y ¿sabe por qué el enemigo cortará la cabeza de aquellos que siendo salvos se alejaron? Porque el alma del humano reside en la glándula pineal ubicada en el centro exacto de la cabeza de los humanos. Satanás quiere evitar que los Cristianos que se quedaron por causa de su rebelión, no tengan acceso a la vida eterna, pero el Apocalipsis los reconoce como los “mártires.”

Solo Hay Una Gracia
Los Metodistas, Presbiterianos y otros, basan sus doctrinas en las setecientas gracias; para ellos, lo que actúa es la gracia vivificadora, luego entra la gracia salvadora y después remata la gracia blanqueadora y así la lista es larga. Estoy siendo cínico, pero es necesario entender que la única gracia que necesitamos es la Salvación que nuestro Señor Jesucristo nos confiere cuando le entregamos nuestro corazón para que Su Santo Espíritu entre a morar en nosotros y a través de ello, el viejo hombre vaya menguando mientras que el hombre nuevo sea formado, conforme a la imagen y estatura del Varón perfecto, porque es necesario que caminemos en esta tierra como imitadores de Cristo. Solo así el Señor nos dará segundos antes del arrebatamiento, un cuerpo inmortal y perfecto con el que subiremos a los cielos a morar con el Altísimo, allá donde no hay mas dolor, ni enfermedad, ni muerte.

Jesûs nos dice, “bástate mi gracia” y si tenemos a Jesucristo en nuestras vidas, no necesitamos buscar más gracias. Si el Señor nos redimió, entonces redimidos somos para siempre. Solo honra esa redención guardando los estatutos de DIOS y haciendo las cosas que Êl te manda a hacer, orando y leyendo Su Palabra cada día y predicando Su mensaje de arrepentimiento a otros. Finalmente, justifícate cada día en la sangre del Cordero, es decir, confiesa tus pecados ante el Señor y arrepiéntete. Solo así serás digno de ser Arrebatado y evitarás la Tribulación infernal.

DIOS Quiere Salvar a Todos Los que se Han Perdido
Antes del Diluvio, los descendientes de los tres linajes se habían mezclado y la maldad había cubierto al mundo. Entonces DIOS ordenó limpiar la tierra de las generaciones de pecadores, blasfemos y víboras. Luego del Diluvio, estos tres linajes aparecieron de nuevo sobre la tierra, pero no se volvieron a mezclar. Pero lo que si han hecho los descendientes de Caín ayudados por los demonios son dos cosas: confundir a los descendientes de DIOS para que se entreguen a vidas en pecado, y someter a la raza humana a sufrimientos y desdichas terribles, provocando odios, guerras, divisiones, enfermedades, pobreza, vicios, racismos, hambrunas, desastres naturales, injusticias, explotaciones, etc.

Satanás y sus legiones odian a la humanidad y la quieren exterminar por todos los medios posibles, pero nuestro Creador envió a Su único Hijo a morir para perdón de los pecados de todos los seres humanos y pronto vendrá a enfrentar y derrotar a todas estas huestes infernales.

Hermanos queridos, esto no es ningún chiste o invención, todo está escrito y pronto va a suceder. El Creador ama a toda su creación: la naturaleza, los mares, las montañas, las aves, los peces, los cielos, las estrellas, los animales de la tierra, los bosques, los ríos, y por supuesto, la humanidad. DIOS quiere que todos los seres humanos se salven de morir en el juicio milenial, por ello envió a Su Hijo Unigénito a morir por los pecados de todos. La Biblia dice que los humanos son “criaturas de Dios,” pero que aquellos que recibieron a Jesús como su Salvador, pasaron a ser “hijos de DIOS.”

Todos los acontecimientos descritos en el Apocalipsis tienen que suceder pues es necesario que los seres de maldad sean eliminados de la tierra para siempre y que los humanos que aceptaron a Jesûs como Su Señor y Salvador sean purificados para que entren al reino de los cielos y luego gobiernen la tierra junto con Jesucristo por la eternidad.

Hermanos, ninguna doctrina salva, ni templo, ni religión, ni filosofía, ni ciencia, ni ídolo, ni humano, sea cual sea. Solo Jesûs es el camino para la vida eterna. Si ya tienes al Señor viviendo en tu corazón, busca mas de DIOS cada día a través de leer Su Palabra, orar, predicar el mensaje de Jesûs y pedir perdón para tus pecados cada noche, antes de que te duermas, porque la venida de Jesûs por Su pueblo puede ser esta noche, y si no estas listo, te quedarás a sufrir la terrible Tribulación.

Y si no tienes todavía al Señor en tu vida, lee la siguiente oración en voz alta, creyendo con toda tu alma. Y Jesucristo entrará a habitar en tu corazón y serás salvo para siempre:

Oración de Conversión
«Señor Jesús, declaro que eres el Hijo de DIOS. Reconozco que soy pecador. Creo que Tú moriste en la cruz por mis pecados y que resucitaste de entre los muertos al tercer día. Gracias por pagar el precio de mis pecados con tu Sangre bendita. Perdóname y hazme una nueva criatura. Entra en mi corazón, yo te recibo como mi Señor y mi Salvador, escribe mi nombre en el Libro de la Vida y séllame con tu Santo Espíritu, te lo pido humildemente en el santo nombre de Tu Hijo amado Yeshûa HaMashiah, amén y amén.»

לה היא רק של ישוע המשיח 
Jesucristo es el dueño de toda la gloria. 

"Îshu-nejar, Jesús, la Luz del mundo" 
Ministerios Cristianos Online 


Bajar el Mensaje de hoy:                                    Bajar el Libro del Mes:
Los Escogidos de DIOS                                             Los Protocolos de los Sabios de Sion


                                                     Síganos en:      Facebook    ----      Twitter
                                    Ministerios Apostólicos “Îshu-nejar” son una división de 
                                                 los Ministerios Cristianos Online “Îshu-nejar”

Comments