La Verdad os Hará Libres, Parte 2


Estudio Bíblico para Hoy, Martes 13 de Octubre, 2020.
“La Verdad os Hará Libres, Parte 2.”
Por: CF Jara.

Leer: Juan 8:1-59
«Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. Y a mí, porque digo la verdad, no me creéis. ¿Quién de vosotros me redarguye de pecado? Pues si digo la verdad, ¿por qué vosotros no me creéis? El que es de Dios, las palabras de Dios oye; por esto no las oís vosotros, porque no sois de Dios.» (Juan 8:44-47)

Sionismo
En el mensaje No. 1110 del 19 de Febrero, 2020, compartimos el estudio acerca de nueve términos relacionados con la historia bíblica de Israel y los tiempos actuales. Quedó pendiente el estudio del último término: “sionismo” el cual lo vamos a completar en el mensaje de hoy. Dicho esto, empezamos.

La historia que se relata a continuación se encuentra en el capítulo 8 del libro del apóstol Juan. Era el comienzo del tercer año del ministerio de Jesûs cuando el Hijo del Hombre se encontraba enseñando y predicando en el templo, rodeado mayormente de muchos judíos que habían creído en Êl. Ese mismo día, un poco antes, Jesûs perdonó a la mujer adúltera mientras dibujaba en la arena. El Señor desafía a tirar la primera piedra a aquel judío que estuviese libre de pecado. Luego de este evento se da una de las conversaciones más importantes de toda la Biblia y de toda la historia de la humanidad. Jesûs denunciaba públicamente a los “falsos judíos” o los “judíos no descendientes de Abraham” como los “hacedores de maldad o hijos de su padre el diablo.”

Aunque es cierto que se predica poco acerca de este texto, eso no significa que no sea cierto, como muchos han querido hacer creer. Incluso exégetas respetados enseñan que la fuerte declaración del Mesías es solo una alegoría. Pero no, hermanos. Estas declaraciones son la más contundente confirmación de la existencia de una generación descendiente de Caín, quienes, para los tiempos de Jesûs, ya se habían infiltrado en el Sanedrín judío.

Pero ¿qué significa esto? ¿a quién se refería Jesûs? ¿qué tiene que ver con el término “sionismo” y con lo que pasa en el mundo actualmente?

Hijos de Su Padre el Diablo
Volviendo al texto bíblico, en el versículo 39, los judíos argumentan a Jesûs que ellos son hijos de Abraham (el padre de la nacionalidad israelita y origen de las tres religiones más importantes de la humanidad.) Sin embargo y con mucha autoridad, el Señor les responde que, si fuera así aquellos harían las obras que hizo aquel de quien dicen que vienen y que dio ejemplo de cómo es la práctica de la fe en DIOS de una manera sincera y obediente. Jesûs sostenía eso porque aquellos miembros del Sanedrín se habían convertido en una junta de falsos religiosos, sepulcros blanqueados que exprimían al pueblo pobre de la misma inmisericorde manera como lo hacía el imperio romano. Y Jesûs lo había sufrido y presenciado en carne propia, desde su nacimiento.

De la paz general del principio de la conversación, se pasó a un ambiente tenso donde los judíos se sentían ofendidos con cada frase de Jesûs. Y el Señor seguía soltando palabras cada vez más fuertes, sin amilanarse, como si estuviese cumpliendo con una misión importante que tenía que cumplir. En el versículo 44, el Maestro les suelta la verdad en el rostro: «Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.»

¿Qué impulsó al Hijo del Altísimo a enrostrar una acusación tan fuerte en contra de aquellos? ¿Cómo es posible que Aquel que es la fuente del amor eterno e inigualable y que vino a morir por TODA la humanidad pudiese decir palabras que colindan con el odio? La respuesta está en la auto definición que Jesûs hace de sí mismo: “Yo soy el camino, la verdad, y la vida.” Jesûs no puede mentir porque no es hombre, ni se puede arrepentir porque no es hijo de hombre. Êl simplemente estaba diciendo la verdad: aquellos eran los descendientes de Satanás, de la Serpiente Antigua, aquella que había causado la desolación en el Edén, pues por su culpa, la creación había sido maldecida por DIOS miles de años atrás.

La Semilla del Mal
En estudios y mensajes anteriores se había compartido las revelaciones del Espíritu Santo acerca de lo que verdaderamente sucedió entre Adán, Eva, la serpiente y el hijo de éstos, Caín. Dicha revelación está basada en su totalidad en los versículos bíblicos respectivos, que no los comparto por las razones dadas anteriormente: si quiere saber la verdad, investigue y encuéntrelo por usted mismo. Cuando la Biblia dice que “Eva comió el fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal” quiere decir que la primera mujer de la historia desobedeció a DIOS, cometió adulterio con satanás que se había presentado en forma de serpiente, y de esa fornicación nació Caín, quien portó la semilla de maldad y la heredó a toda su descendencia, la misma que fue eliminada en el Diluvio excepto una, Naama la esposa de Noé, que sobrevivió junto con el profeta y sus hijos.

Alrededor de tres años después del Diluvio, Naama seduce a su propio hijo, Cam, y de este incesto nace Canaán, en quien se reactivan los genes de maldad que son heredados a toda su descendencia, que con el tiempo se convirtió en los pueblos enemigos de Israel y a quienes DIOS mandó a matar en todas las historias sangrientas del Antiguo Testamento: los hititas, gergeseos, amorreos, cananeos, ferezeos, heveos, jebuseos, asirios, edomitas, babilonios, asirios, moabitas, amonitas y filisteos quienes hoy son los palestinos. Si, hermanos, los palestinos son descendientes de Caín.

El AT se conoce como un libro lleno de historias sangrientas que han dado lugar a que la gente a cuestione a YHWH como un Dios inmisericorde, pues en muchas ocasiones ordenó a David y a los otros reyes de Israel, a no dejar sobrevivientes en las guerras de Israel con esas naciones. El propósito del Señor era eliminar a los portadores de la semilla de maldad que son la fuente propagadora del pecado. Pero David y los otros reyes a su tiempo desobedecieron, y no solo dejaron mujeres y niños sobrevivientes, sino que tomaron las mujeres para esposas. Así es como los descendientes de Caín han sobrevivido hasta el día de hoy, ellos son los “falsos judíos” de quienes habló Jesûs, cuya descendencia, a finales del siglo 19, fundó el partido Sionista judío, para cumplir con un supuesto mandato divino: “dominar al mundo cueste lo que cueste.”

Los Kházaros
Abraham desciende de Sem y Sem de Set, el segundo hijo de Adán y Eva; por lo tanto, Abraham desciende de DIOS. Y de Abraham desciende el pueblo Hebreo que más tarde se llamó Israel. La primera infiltración de los descendientes de Caín entre el pueblo de Israel ocurre cuando los Hebreos habitaron en Egipto por más de 430 años. Los infiltrados influencian la fe y el pensamiento de los Hebreos para estar en permanente rebeldía en contra de su Dios Eterno, tanto a lo largo de los 40 años en el desierto como en el resto de la historia, hasta cuando, por causa de esa rebeldía y transgresiones, fueron dispersados hasta el fin de los tiempos. Por esa razón, el pueblo Israelita desaparece de la faz de la tierra en los destierros del siglo 7 a.C. y 5 a.C. y del año 70 d.C. Los sobrevivientes de las 12 tribus fueron desterrados por todo el mundo, y solo quedó en la Palestina (lo que hoy se conoce como la nación de Israel,) un muy pequeño remanente del pueblo bíblico.

Ahora, muchos de los que fueron desterrados a otros países perdieron poco a poco su fe e identidad y se fundieron con las razas locales. De ellos hablaremos más adelante. Pero hubo otros que guardaron la fe original como los judíos sefardíes que habitaron en la península ibérica (España y Portugal.) Lo controversial de estas comunidades es que basaron su fe no en la Toráh o la Tanaj (Biblia Hebrea) sino en varios libros escritos por hombres, como, por ejemplo, el Talmud, que apareció en el siglo 6 y la Kábala, que apareció en el siglo 12.

Estos controversiales libros contienen aberraciones bíblicas como en el Talmud, donde se autoriza el matrimonio de hombres adultos con niñas, y muchas otras cosas que contradicen las enseñanzas de Jesûs. Y en el caso de la Kábala, el problema no es menor sino al contrario, porque enseña superchería, adivinación, apuestas, lotería y sobre todo, trata de interpretar la Palabra de DIOS a través de la numerología, pero para provecho de los “judíos” y dominación y sometimiento de la humanidad.

En este contexto, a principios del siglo 15 aparece en Europa, entre los mares Caspio y Negro, un reino conformado, entre otras razas, por los descendientes de Caín. Se llamó “Khazaria,” el cual se hizo poderoso gracias a las riquezas que obtenían asaltando las caravanas que iban desde y hacia Rusia y otros países. Hasta que, a finales del siglo 17, los ejércitos del zar ruso Alejandro II invaden y destruyen este reino y solo dejan alrededor de 100 mil sobrevivientes con la condición de que se conviertan al catolicismo o judaísmo. La mayoría escoge el judaísmo y son enviados a Palestina, donde se funden con la pequeña comunidad que había sobrevivido a las dispersiones. los Kházaros aprenden la fe y todas las tradiciones judías, a hablar y vestirse como aquellos, pero no dejan el libro en el cual basan su creencia: la Kábala. Así, los descendientes de Caín se convierten en los “judíos kházaros”.

Los Sabios de Sion
Cien años más tarde, en Basilea, Suiza, un grupo de estos judíos-khazarios se reúne bajo la dirección de Theodor Herzl quien les comparte la supuesta orden de DIOS que recibió mientras dormía, para que formaran un partido político que reuniera a toda la dispersión bajo tres metas principales:
1) Dominar al mundo a través de dominar la economía mundial;
2) Fundar el estado de Israel en los territorios de Palestina, y
3) Construir el templo para la llegada del Mesías, que según el apóstol Juan en Apocalipsis, es el Anticristo.

Para el efecto, este grupo funda entonces el partido político Sionista, del cual son miembros millones de auténticos judíos descendientes de las diásporas que viven alrededor del mundo. De hecho, los mentores de este movimiento creen que la dispersión fue permitida por DIOS para que, desde la ciudad, país, región donde resida el judío, colabore con el plan único a través de tareas especificas que le son encomendadas por los líderes.

Pero muchos dirán que no hay nada de malo en las metas propuestas, sin embargo, para conseguir sus objetivos, estos judíos-kházaros no reparan en los métodos necesarios por mas sangrientos e inmisericordes que sean, con el pretexto de que es mandato de DIOS. Y desde entonces, ellos son los que gobiernan el mundo detrás de las cortinas de poder, provocando todas las guerras mundiales, el comunismo, las depresiones económicas, el odio entre los humanos, el esclavismo, el racismo, la explotación del sistema bancario, las vacunas, enfermedades y epidemias, el aborto genocida, el homosexualismo y la depravación sexual, la liberación femenina, la destrucción de la familia, el ateísmo, la corrupción política, la globalización, el anarquismo y las revueltas civiles para la destrucción de la democracia.

Los brazos armados de los judíos-kházaros son los masones, francmasones, jesuitas, el papa y el vaticano, la NASA y las sociedades científicas, la OMS, ONU y todas las organizaciones mundiales, la CIA, el FBI, el partido demócrata de EU, las ONG que secuestran niños para los ritos satánicos caníbales, fundaciones como Planned Parenthood, los bancos locales y mundiales, la Reserva Federal, las transnacionales, petroleras, farmacéuticas, muchas entidades secretas como el club Bilderberg, los Iluminatis, los Calaveras y Huesos, los fundadores de las redes sociales, la prensa mundial, hombres y mujeres de apellidos conocidos que han usado su fama, dinero y poder para pervertir y regar la maldad por el mundo.

Para saber mas acerca de los judíos-kházaros, los falsos judíos, hacedores de maldad, hijos de su padre el diablo, por favor baje el PDF del libro prohibido por ellos, donde se cuenta toda la verdad. Busque el link al final del mensaje.

Cristo Jesûs, la Esperanza
Recuerde, no todos los judíos son falsos o malos, y para saber quién es quién, aquellos que aman a DIOS y al prójimo son descendientes de los Semitas Hebreos Israelitas, aquellos que, cuando se les menciona el nombre de Jesûs, su espíritu lo reconoce rápidamente y vienen a los pies del Cristo de la gloria. A diferencia de lo que los kházaros creen de que las diásporas fueron permitidas por DIOS para mundializar su dominación, la Biblia dice que el Señor castigó la rebelión del pueblo bíblico con la expulsión de sus territorios. Pero creemos y declaramos que el Señor ha usado y usa la dispersión para que la verdadera fe en el Mesías, al cual ellos crucificaron, se esparciera por el mundo, porque aquellos que vienen a los pies de Jesucristo en cualquier punto de la tierra, ¿quién puede negar que son descendientes del pueblo escogido de DIOS?

La maldad que los descendientes de Caín han provocado por los últimos seis mil años, ha traído gran dolor y muerte en los descendientes de DIOS. Estos seres, que por su condición híbrida mitad humanos mitad serpiente, pueden transmutar su apariencia a la de una lagartija, tienen aún sometidos a la esclavitud del pecado, vicio y depravación a millones de hombres y mujeres alrededor del mundo. A esta hora elevamos nuestra oración al Todopoderoso Dios, rogando porque los liberte y redima a todos ellos, para que puedan entregar sus vidas a Jesucristo y accedan a la vida eterna. Que el día de la libertad final y eterna venga a la tierra y a la humanidad, en el nombre de Jesûs, amen.

Oración
«Abbâ Padre, Señor Dios Todopoderoso, Tû conoces todas las cosas, el antes, el ahora, el después; los detalles, los nombres, las fechas, las cosas que se sabe, pero también las que nos son ocultas. Tû eres el Hacedor de la historia de Tu creación, y Tû tienes las respuestas a todos los porqués. Solo Tû conoces cuándo empezó todo y por qué, y cuándo va a acabar todo y cómo. Por ello Tû eres el dueño de toda la gloria, toda la honra y todo el honor y no los compartes con nadie más. Tû has visto el sufrimiento de Tu pueblo, te clamamos Señor que envíes a nuestro Libertador para que finalmente, las huestes de maldad sean sometidas debajo de Tu justicia, de tal forma que Tus hijos podamos disfrutar de todo lo que diseñaste para nosotros en la eternidad, te lo pido humildemente en el santo nombre de Tu Hijo amado Yeshûa HaMashiah, amén y amén.» 

התהילה היא רק של ישוע המשיח
Jesucristo es el dueño de toda la gloria.

"Îshu-nejar, Jesús, la Luz del mundo" 
Ministerios Cristianos Online 

Ministerios Apostólicos Online son una división de los 
Ministerios Cristianos Online “Îshu-nejar”. 
Síganos en: Facebook  Twitter


Bajar el Mensaje de hoy:
La Verdad os Hará Libres, Parte 2

Bajar el Libro del Mes
                Los Protocolos de los Sabios de Sion

Comments