El Arrebatamiento de la Iglesia, Parte 3

Devocional para hoy, Miércoles 8 de Julio, 2020: “El Arrebatamiento de la Iglesia, Parte 3”
Por: CF Jara.

Leer: Tesalonicenses, capítulos 1,2,3 y 4.
«Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mas el que persevere hasta el fin será salvo.» (Mateo 24:9-13)

El 22 de Noviembre de 1963, hace casi 60 años, el Presidente de los EU, John F. Kennedy, daba su último discurso, pues al día siguiente, sería asesinado por un “loco” según nos hicieron creer los poderes oscuros a través de las corporaciones mediáticas que ellos controlan. El caso es, -coincidencia o no- que Kennedy anunció en ese discurso que, al día siguiente, daría a conocer al mundo acerca de las “poderosas pero malvadas sociedades ocultas que lo gobiernan”. Pero el presidente murió antes de que hiciera tal denuncia. ¿Es que estas sociedades tienen tanto poder que pudieron callar a quien era en ese momento, el hombre más poderoso de la tierra? Lo que sí se sabe es que John F. Kennedy era el último escollo para que el plan del enemigo de DIOS (Satanás, la Serpiente Antigua) de apropiarse de la creación del Eterno, entrara en su fase final. A la muerte de Kennedy, la historia del mundo empeoró. Muchos eventos de ese plan se fueron sucediendo uno por uno hasta traernos a las actuales circunstancias que tienen a la humanidad secuestrada dentro de sus casas y sumida en un profundo engaño, temor e incertidumbre, a la espera de lo que estas élites demoniacas maquinan en contra de la humanidad. Pero hermanos, así como hay legiones de demonios, hay legiones de ángeles y arcángeles del Señor que están presentando dura batalla a las huestes de la Serpiente Antigua.

Todo empezó en los mismos cielos, hace millones de años, cuando Lucifer se rebeló al Eterno, y se convirtió en “hassatán” “שָׂטָן” “el opositor, adversario, el contrario, el que se pone en el camino de Dios” Como resultado de esa rebelión, millones de ángeles rebeldes fueron echados de los cielos y el Libro del Conocimiento del Bien y del Mal le fue abierto al opositor. Pero también fue condenado a la muerte eterna. La historia continuó en el Edén. Miles de años después, DIOS quiso perpetuar Su creación e hizo al hombre “un poquito menos que Sus ángeles”. Pero el opositor apareció en forma de serpiente y sedujo a Eva, quien, a su vez, se complotó con la serpiente para seducir a Adán, en franca rebelión a lo que Dios les mandó a hacer. Y el Libro de la Ciencia del Bien y del Mal les fue abierto a Adán y Eva, pero también fueron condenados a la muerte eterna. La desobediencia de los dos le dio el poder al enemigo y este sembró la tierra de pecado, iniquidad, horror y espanto por los siguientes dos mil años, por lo que el Creador decidió limpiarla de toda la inmundicia con el Diluvio y empezar de nuevo con Noé, su esposa Naama, sus tres hijos y las tres esposas de ellos. 

Cuando el opositor seduce a Eva, ésta recibe en su vientre la semilla de la maldad del enemigo de DIOS. El resultado de esa semilla es Caín, el primer asesino y fratricida, a quien también, por su rebelión contra el Señor, le fue revelado el Libro de la Ciencia del Bien y del Mal, y que luego de ser exiliado por DIOS y como portador de la misma semilla de donde provenía, dio origen a la raza de hombres y mujeres a los cuales Jesûs denunció públicamente como los “hijos de su padre el diablo”.
Volviendo a Noé, entre los descendientes de Caín estaba Naama, quien sobrevivió al diluvio por ser la esposa de Noé. La noche que el profeta se emborracha con la primera vendimia del viñedo que había plantado, esta mujer seduce a su propio hijo Cam y se embaraza de él. El hijo que nació de esa seducción incestuosa es Canaán, quien, a pesar de haber sido maldecido por Noé, pasó la semilla de maldad a toda su descendencia, la misma que ha llegado hasta estos tiempos, cuatro mil años después, y son “las poderosas, pero malvadas sectas ocultas que gobiernan al mundo”.

Estas sectas de cientos de miles de hombres y mujeres han logrado amasar el 90% de la fortuna del mundo a través de las guerras y estrategias de maldad. Gracias a ello, mantienen sometido a las dos terceras partes de la humanidad. Estos portadores de la semilla de satanás son también los que han levantado, entre otras cosas, los terribles anillos de esclavitud sexual, tráfico de menores, pedofilia y sacrificio de millones de niños cada día, cada mes, cada año alrededor del mundo entero. Hermanos, no me es placentero de ninguna manera escribir acerca de esta historia de terror pues hasta el estómago se me revuelve, pero es necesario que lo haga, porque ustedes deben conocer la verdad. 

Cada año desaparecen en EU cerca de un millón de niños y alrededor de ocho millones en el mundo entero, sin que los sistemas legal y policial puedan dar explicaciones mientras que la prensa calla toda esta aberración. Estos niños y niñas son abusados sexualmente y asesinados por estos seres infernales, descendientes de Caín y portadores de la semilla del diablo, en misas satánicas, donde se comen sus corazones y se beben su sangre, porque, según lo que enseñan el Talmud y la Kábala judíos, el beber la sangre de niños aterrados por lo que les están haciendo, provoca una hormona en la sangre que es la precursora de una eterna juventud del cuerpo físico.

Estos anillos de pedofilia operan impunemente porque sus miembros son gente con mucho poder y dinero: millonarios, políticos, presidentes, ministros, jueces, periodistas, artistas de cine, empresarios, sacerdotes -incluyendo al mismo papa Francisco, al mismo primer ministro de Israel y a muchos presidentes de EU- policías, militares, académicos, profesores, activistas sociales, y hasta miembros de la misma “realeza”, príncipes, reyes, reinas, duques, aristocracia de sangre azul, directos descendientes de Caín todos ellos, quienes, por ser descendientes de la “serpiente antigua” poseen el raro poder de mutar por momentos de la forma humana a la forma reptiloide, por lo cual, a parte de “illuminatis” son conocidos también como “reptilianos”, la especie que incluye a las serpientes. 

El término “illuminatis” viene del hecho de que, por causa de la voluntaria rebelión de Lucifer, Adán, Eva y Caín en contra de Dios, les fue abierto el Libro de la Ciencia del Bien y del Mal, por lo cual se hacen llamar como los “iluminados” o los que “conocen la verdad”. Salomón recibió la sabiduría de DIOS como ningún hombre; sin embargo, cuando se alejó del Señor en rebeldía, también le fue revelado el famoso libro de la Ciencia del Bien y del Mal y llegó a tener tanta fama y fortuna como ningún hombre jamás, hasta nuestros días, cuando vemos al nuevo Salomón de hoy, el dueño de una riqueza incontable, amo y señor de las computadoras y de los virus y vacunas, el mismo que ha puesto al mundo sobre sus rodillas en preparación para la aparición física sobre la tierra del amo y dios de estos perversos, aquel que se sentará en el trono del Tercer Templo, provocando la “Abominación Desoladora” sobre la tierra.

El papa Francisco ha hecho levantar una estatua de este dios llamado Moloch, a la entrada del Coliseo Romano, como paso inicial para instaurar la única religión de adoración al dios sol; China prepara la dominación mundial a través de la vacuna mentirosa y el derrumbe total de la economía; el judaísmo tiene listo el Tercer Templo; los movimientos abolicionistas contrarios a los edictos bíblicos se posicionan más fuertes cada día; la prensa sigue engañando a la humanidad; los derechos constituciones se han echado a la basura y las amenazas del rebrote de la pandemia y la aparición de otras tienen al mundo en un vilo. Y es precisamente por todo esto y por miles de otras obras de maldad, de injusticia y de oprobio, de anatemas y apostasías, que Jesucristo vendrá a juzgar a vivos y muertos por sus obras. Pero antes de Su venida, la tierra será sometida a la Gran Tribulación, donde los vivos desearán estar muertos y los que pecaron, desearán no haber nacido nunca. 

Jesûs mismo lo profetizó: serán tiempos de terribles y monstruosos desastres naturales, terremotos, maremotos, caídas de meteoritos gigantescos, el sol y la luna se apagarán, y pestes asesinas matarán millones, guerras civiles, hambruna mundial, matanzas entre hermanos y entre padres e hijos, etc. Mas la promesa bíblica dice que “aquellos que hayan recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador, verán el principio de los dolores de parto, pero serán rescatados antes del comienzo del final.” (Mateo 24:4-14)

Esto significa que todo ser humano que haya recibido a Jesús como su Señor y Salvador y que haya guardado la santidad, presenciará muy pronto el inicio de la persecución a la iglesia, la muerte de millones de creyentes que rechazarán ponerse la marca de la bestia, el anuncio de la existencia de los “extraterrestres”, y la aparición del Anticristo, aquel que será sentado en el trono del Tercer Templo por el mismísimo “pueblo de Dios”. Entonces los que sí creímos y guardamos la santidad, seremos levantados en los aires y llevados a los cielos a participar en las bodas del Cordero.

Mientras tanto, en la tierra, este ser prohibirá a todos los habitantes predicar de Jesûs y ordenará matar a todo aquel que nombre el nombre del Cordero Santo, y ordenará cortar la cabeza de los dos profetas israelitas que desobedecieron y predicaron a Jesûs. Y en la explanada del templo, en Jerusalén, el mundo atestiguará el evento porque será transmitido en vivo. Mas al tercer día, los dos resucitarán en un cuerpo incorruptible y serán levantados hacia los cielos, lo cual también será atestiguado por toda la humanidad. Entonces, los judíos, israelitas, saduceos, jebuseos, de todas las doce tribus y todo el resto de la humanidad, habrán comprendido, pero muy tarde, que Jesucristo es el Señor y que en Êl no hay injusticia, que es el Alfa y la Omega, el Rey del Universo, el Victorioso, Inmortal e Invencible Dios de toda la creación. Alabado sea el nombre de Jesûs, por los siglos de los siglos. 

Oración
«Señor Dios Todopoderoso, gracias por la vida, la salud, la provisión y todas las bendiciones que derramas sobre Tu pueblo en estos tiempos de angustia e incertidumbre. Tú que sabes todas las cosas, que estás en odas partes y que tienes el poder de la vida y la muerte en Tus manos, bendice Señor a todos quienes lean este mensaje. Dales una doble porción de sabiduría para que entiendan que el tiempo del fin ya está aquí y que debemos estar en vela, viviendo en santidad, justificándonos en la sangre de Cristo cada día, en espera del glorioso momento en que vendrás por Tu remanente. Que aquellos que no te conocen pero que reciben este mensaje, te busquen con todo su corazón, para que entonces puedan entrar a la eternidad, conforme a Tus promesas. Todo esto te lo pido en el santo nombre de Tu Hijo amado Yeshûa HaMashiaj, amén y amén.»

התהילה היא רק של ישוע המשיח
DIOS te bendiga.

"Îshu-nejar, Jesús, la Luz del mundo"
Ministerios Cristianos Mundiales.

Comments