Yeshûa, nuestro Señor y Salvador

Devocional para hoy, Lunes 23 de Marzo, 2020.
“Yeshûa, nuestro Señor y Salvador”
Por: CF Jara

Lectura: Salmo 121
«Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra. No dará tu pie al resbaladero, ni se dormirá el que te guarda. He aquí, no se adormecerá ni dormirá El que guarda a Israel. Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha. El sol no te fatigará de día, ni la luna de noche. Jehová te guardará de todo mal; Êl guardará tu alma. Jehová guardará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre, amén» (RV 1995)

El tiempo anunciado ha llegado. Entre los hombres de los cuatro confines de la tierra habrá más dolor, muerte y terror. Y las noticias empeorarán con el pasar de los días. Y los planes, sueños, proyectos, ilusiones se aplazarán sin esperanza. Pero es necesario que ocurran todas estas cosas para que se produzca primero, el tan esperado Arrebatamiento por parte de nuestro Salvador, Jesucristo para llevarse a Su novia con quien celebrará la Gran Boda en los cielos eternos. Mientras tanto en la tierra, el Anticristo, la Serpiente Antigua y el Falso Profeta y sus sirvientes asolarán a la humanidad por tres años y medio. Después de eso, el Cordero Santo vendrá a la tierra por segunda ocasión, junto con los Santos y los ejércitos celestiales, para luchar y derrotar a todos los enemigos de DIOS y sus huestes de maldad, e imponer la justicia del Sacro Santo e Invencible Dios de la eternidad sobre la tierra, y arreglar todo el caos con el que los descendientes de la simiente de satán han sometido a la humanidad.

Si hermanos, así es. El mal controla cada esfera de la sociedad humana: financiera, gubernamental, política, social, científica, militar, académica, religiosa, estudiantil, obrera, médica, periodística, banquera, corporativa, industrial, agrícola, etc., etc. La simiente de Satán sembrada en Caín se multiplicó hasta los días del profeta Noe. Y Dios la quiso eliminar con el Diluvio, pero Naama, la esposa del profeta, que era descendiente de Caín, sedujo a su hijo Cam para entonces perennizar la simiente del enemigo con su hijo Canaán, quien dio lugar a las generaciones de hombres y mujeres llenos de maldad, que se reconocen ser siervos de Satán y que son los que han llegado a infiltrarse en todas las esferas de la humanidad mencionadas mas arriba. Su objetivo final es de someter al esclavismo y al miedo a la mayor cantidad posible de humanos, conduciéndolos por caminos de perdición, a su muerte eterna, apropiarse de sus almas. Ese es el motivo de la gran pelea que se está llevando en el segundo cielo, entre los ejércitos de Dios y las huestes de maldad, que quieren consumar su plan, con la implantación del Nuevo Orden Mundial, con un solo líder mundial, una sola policía mundial y una sola moneda mundial. Esta es la siguiente etapa después de la pandemia infernal.

Jesûs desenmascaró a estos engendros cuando públicamente los llamó “simientes de Satán, hijos de su padre el diablo.” (Juan 8:44). El Hijo del Hombre, el Santo de los santos no podía tirar una acusación tan terrible sino no hubiese sido cierta. De esos mismos hombres a quienes confrontó Jesûs, salieron las generaciones siguientes hasta nuestros días. Hombres y mujeres enquistados en el poder del mundo y cuyo dios es Baal, a quien ofrecen la sangre y los cuerpos de niños inocentes en demoniacas misas negras, en las medianoches de las fechas preestablecidas por su amo del mal, en los subterráneos de las catedrales, iglesias y edificios de congreso y gobierno, de las principales capitales del mundo, como el mismísimo Vaticano, el Capitolio, en Washington, EU, los palacios reales de Inglaterra, los congresos y casa de gobierno de casi todos los países del mundo, incluyendo Israel, y en tu país, hermano, aunque suene increíble.

En ese malévolo plan del Nuevo Orden Mundial se cumplirán varias profecías tanto de Apocalipsis como de los otros profetas. El líder mundial que será impuesto en medio de una ley marcial y con la ayuda de EU es el Anticristo en la persona del Papa y la iglesia Católica. La policía mundial que forzará a respetar las leyes del Anticristo es el Falso Profeta, en la persona de Mahoma y el Islamismo. Y el control de la economía mundial con una sola moneda mundial estará a cargo de la Serpiente Antigua, la misma que se le presentó a Adán y Eva, en el Edén. Esta serpiente será en la persona del Sionismo y el Judaísmo.

Amados hermanos y hermanas, este mensaje se fue perfilando durante los tres últimos años, y finalmente esta mañana recibí la Palabra del Espíritu Santo para escribirlo y compartirlo. Pero no teman, ni desmayen, porque nuestro amado Salvador Jesucristo nos prometió que estaría con nosotros todos los días de nuestra vida, hasta el fin. Y en los Salmos y los escritos de los profetas, por donde escudriñemos las Escrituras, encontraremos promesas de nuestro Dios Hacedor para defendernos, proveernos y cuidarnos. Y no importa lo grandes y feos que sean los demonios que se paren en frente nuestro, amenazantes y malolientes, Jesucristo triunfará una vez mas y los derrotará, y salvará a Su pueblo y nos llevará a vivir con Êl la vida eterna. Dios siempre ha tenido el control de TODO desde el principio de la creación y no ha importado la maldad de las estratagemas del enemigo de la vida que haya utilizado por los milenios, nuestro Dios SIEMPRE ha salido Victorioso, Invencible y Glorioso.

En estos tiempos de miedo e incertidumbre, es normal sentir duda y temor. Pero ésta y las crisis que vienen son provocadas precisamente para que el hombre sienta miedo y en la desesperación pierda su fe. Frente a la crisis tenemos dos opciones, o nos dejamos arrastrar por el plan del malvado o nos acercamos más a Dios. Si escoges la segunda opción, déjame decirte entonces que tienes esperanza, pero no te olvides que, para acercarse mas a Dios es necesario que empieces a orar más y más y más, cada vez más, porque mientras más ores, más paz sentirás y la sabiduría de la ‘Shekhiná de Jehová’ te cubrirá. Y con paz y sabiduría, pasarás por en medio de los valles de muerte sin morir, por en medio de los fuegos asesinos sin quemarte y por encima de las aguas amenazantes sin ahogarte, hasta terminar la carrera, hasta cruzar la meta, hasta ser recogido por los ángeles del Señor.

Jesucristo es el Inmortal e Invencible Rey de la eternidad. Te lleva escondido en el hueco de Su mano portentosa; Êl te cubre con la Sombra de Su gloria eterna; te eleva a las alturas de los lugares celestiales. Ninguna arma forjada contra ti prosperará; ninguna plaga tocará tu morada; verás morir mil a tu derecha y diez mil a tu izquierda más a ti no tocará la muerte. El Señor guardará tus entradas y tus salidas, tus ires y tus venires, a ti y a los tuyos. A donde quiera que vayas y en dondequiera que estés, ahí el Señor estará contigo porque el Ángel del Señor acampa alrededor de los que le aman. Porque Dios sabe todas las cosas, tiene control de todo y siempre tiene un mejor plan que el nuestro. Confía, ora y bendice; confía, ora y bendice; confía, ora y bendice y no dejes de confiar, orar y bendecir.

Y en lo que te des cuenta, estarás subiendo a las alturas, en medio de la Parusía. Y tu corazón cantará aleluyas al Sempiterno, porque valió la pena haber perseverado en Aquel que dio Su vida por ti, por mí, por toda la humanidad. Aleluyas al Santo de Israel, por siempre y para siempre. Esta es la gran batalla, pero con Cristo Jesûs venceremos, en Su nombre santo y Todopoderoso lo declaramos.

Oración
«Señor Padre Eterno, gracias te damos por Tu Hijo amado Jesûs. Tú lo enviaste a salvar a la humanidad que se había perdido. Y Êl, en obediencia, se entregó para que en Su nombre y por Su sangre, seamos libres y sanos a través del perdón eterno para nuestra inmundicia, y tengamos acceso a la vida eterna.

El mundo se debate en medio de una terrible plaga; danos fortaleza para confiar en Tus promesas y mantenernos firmes en la fe. Llena nuestra alma de hambre de Ti. Que podamos levantarnos antes del amanecer para encontrarnos contigo y recibir Tu paz y gozo eternos.

Que, en lugar de pánico y noticias tristes, divulguemos Tus promesas y Tu Palabra de esperanza, como dignos representantes de nuestro Salvador. Padre santo, haz conmigo conforme a Tus planes y concédeme la vida hasta cuando Tú así lo desees. Todo esto te lo ruego en el nombre de Tu Hijo amado, Yeshûa HaMashiaj, nuestro Rey y Salvador.»


התהילה היא רק של ישוע המשיח
DIOS te bendiga.


Lea la Biblia en un año: Juan 8


Comments