De los mentirosos, chismosos y calumniadores

La Ventana del Alma.

"De los mentirosos, chismosos y calumniadores"
Por: CF Jara.

¿Cuántas veces hemos pasado por un momento bochornoso porque algo que oímos, lo repetimos sin verificarlo primero y cuando fue aclarado, todos nos voltearon a mirar como la fuente de ese comentario que después de ser aclarado, ha quedado marcado como un chisme?

Quizá nuestra intención no fue mala y solo lo hicimos por repetir aquello, pero podemos salir mal parados sin quererlo. La Palabra de DIOS dice que no solo se hiere o se mata a una persona con un arma, sino también con la lengua. Osea, cuando hablamos mal de alguien, lo estamos hiriendo y quizá asesinado. Por eso DIOS lo advirtió desde el principio de la civilización cuando dio a Moisés las Tablas de los Diez Mandamientos para que sean el fundamento donde descansen las leyes, la moral y la ética de todos los seres humanos.

El Quinto Mandamiento dice: "No Matarás", y no habla de ninguna forma específica, por lo que se supone que incluye TODA forma de dar muerte a un ser humano, incluida la espiritual.

El Octavo Mandamiento dice: "No mentirás ni levantarás falso testimonio en contra de NADIE. Aquel que hace diferente a como ordena DIOS, simplemente no es de DIOS sino del diablo, pues satanás es llamado en la Biblia como "el hacedor de mentiras" "que ha venido para mentir, engañar, robar y matar".

Hablar por hablar, hablar sin cuidado y sin respeto, hablar sin temor ni prudencia, inventarse cosas, maquinar circunstancias favorables a uno y perjudiciales para otro a través de mentir, son acciones que están facilitando el transitar del mentiroso, del chismoso y del calumniador por la amplia avenida que conduce al infierno.

DIOS lo habló, lo advirtió y lo estableció. Estos son los tiempos donde mucha gente, movidos por sus corazones endurecidos y entregados a la concupiscencia, encuentran justificaciones y razonamientos originales, sutiles y astutos a sus actos de maldad y creen que con ello han ganado el derecho a romper leyes establecidas desde el principio de los tiempos por el mismísimo creador de la Eternidad.

Sin embargo, YHWH advierte bien claro en Su Palabra: "Llegará el día en que de los transgresores de maldad no quedará ni un hueso, ni una célula, ni un cabello enteros. Serán borrados de la faz de la tierra".

Con temor y temblor, recibe esta Palabra, y si estás cometiendo este error, recuerda, aún estás a tiempo de rectificar.
DIOS te bendiga.

La gloria es solo de Cristo Jesús.
http://www.ministeriosishunejar.com/RadioKJS.html

Comments