“Reflexiones sobre los mensajes-cadenas”

La Ventana del Alma.

“Reflexiones sobre los mensajes-cadenas”
Por: CF Jara.
«En los tiempos actuales, la difusión de mensajes, videos, comentarios, sucesos, noticias, etc., de todo tipo y género, es cada vez más rápida debido a las facilidades que prestan los medios sociales y electrónicos. Pero también esto facilita la aparición de mensajes falsos, rumores, ofensas a otros, etc., etc., así como mensajes de tipo espiritual que parecen ser inofensivos pero que a la verdad son satánicos, pues contienen maldiciones de muerte, las mismas que están escondidas de forma subliminal entre frases, textos y mensajes bíblicos verdaderos.

Hoy queremos precisamente aportar acerca de estos mensajes, para que sepamos cuando compartirlo y cuando no. De tal forma que cuando recibamos un mensaje y detectemos la presencia de texto no bíblico, si podemos editarlo para eliminar lo que no es bíblico y compartir lo que si trae bendiciones, entonces lo compartimos, caso contrario es mejor eliminarlos sin ningún miedo o temor a las “retaliaciones”.

Y la primera señal para saber si el mensaje es no bíblico, es que éste se auto-presenta como “cadena”, donde a pesar de que hay frases de bendición y aún textos bíblicos, hay otras cosas que son maldiciones, como por ejemplo, te dan mandatos de re-enviar el mensaje tantas veces, de que si lo haces así vas a recibir tantas bendiciones en tanto tiempo, pero si no, algo te podrá pasar, etc. Esto convierte al mensaje en cábala, superchería y/o superstición, simplemente porque Cristo rompe las cadenas y si el mensaje te manda a NO romper la cadena, entonces no es de Dios, sino del demonio, pues es opresivo en lugar de ser liberador, (1 Timoteo 6:3-4).

La segunda señal tiene que ver con el fin del mensaje, si es de Cristo, entonces debe ser puro y simple: perdona y ama, ama y perdona. Cuando compartimos Su mensaje, debemos hacerlo así, de una manera pura y simple, pues el que tiene oídos, oirá porque tiene al Espíritu Santo, pero el que no lo escuche, no lo podrá hacer ni siquiera teniendo una sentencia de muerte frente a sus ojos. Las Escrituras lo dicen bien claro: «No es con espada, ni con ejército, sino con su Santo Espíritu, ha dicho YHWH de los ejércitos.» (Zacarías 6:4). Y Su Espíritu es uno de amor, perdón, paz, reconciliación, libertad y bendición. »

La gloria es solo de Cristo Jesús
DIOS te bendiga.

Comments