Mensaje Profético

Mensaje Profético:
"Y la gente gritará con terror y desesperación: ¿Quién nos librará de esta muerte y horror que están por todas partes?"

Interpretación (Exégesis) de Isaías 9:8-21
Por CF Jara.

Profecía Isaías 9:8-21
«9:8 El Señor envió palabra a Jacob, y cayó en Israel.
9:9 Y la sabrá todo el pueblo, Efraín y los moradores de Samaria, que con soberbia y con altivez de corazón dicen:
9:10 Los ladrillos cayeron, pero edificaremos de cantería; cortaron los cabrahigos, pero en su lugar pondremos cedros.
9:11 Pero Jehová levantará los enemigos de Rezín contra él, y juntará a sus enemigos;
9:12 del oriente los sirios, y los filisteos del poniente; y a boca llena devorarán a Israel. Ni con todo eso ha cesado su furor, sino que todavía su mano está extendida.
9:13 Pero el pueblo no se convirtió al que lo castigaba, ni buscó a Jehová de los ejércitos.
9:14 Y Jehová cortará de Israel cabeza y cola, rama y caña en un mismo día.
9:15 El anciano y venerable de rostro es la cabeza; el profeta que enseña mentira, es la cola.
9:16 Porque los gobernadores de este pueblo son engañadores, y sus gobernados se pierden.
9:17 Por tanto, el Señor no tomará contentamiento en sus jóvenes, ni de sus huérfanos y viudas tendrá misericordia; porque todos son falsos y malignos, y toda boca habla despropósitos. Ni con todo esto ha cesado su furor, sino que todavía su mano está extendida.
9:18 Porque la maldad se encendió como fuego, cardos y espinos devorará; y se encenderá en lo espeso del bosque, y serán alzados como remolinos de humo.
9:19 Por la ira de Jehová de los ejércitos se oscureció la tierra, y será el pueblo como pasto del fuego; el hombre no tendrá piedad de su hermano.
9:20 Cada uno hurtará a la mano derecha, y tendrá hambre, y comerá a la izquierda, y no se saciará; cada cual comerá la carne de su brazo;
9:21 Manasés a Efraín, y Efraín a Manasés, y ambos contra Judá. Ni con todo esto ha cesado su furor, sino que todavía su mano está extendida.»
Interpretación de Isaías 9:8-21

8. Así como Jacob en aquellos tiempos, en los actuales el Señor ha puesto a Sus profetas como atalayas para advertir al pueblo de propia maldad.

9. Y estas profecías lo saben todos los pueblos de la tierra, todos los hombres y todas las mujeres de todas las naciones.

10. Cuando los huracanes, los terremotos, los tsunamis, los tornados, los atentados terroristas, etc., causan destrucción y muerte, los hombres y mujeres en lugar de arrepentirse de corazón y enmendar sus caminos, entierran a sus muertos, les ponen unas flores, lloran unas lágrimas, y se levantan y empiezan a limpiar y a reconstruir, y reconstruyen mejor de lo que era antes, con mas lujo, con más soberbia, y declaran “nada nos detendrá”.

11 y 12. Pero Dios mismo permitirá que los espíritus antagónicos de destrucción y muerte se levanten, y como gusanos que se comen los sembríos, se comerán las almas de los hombres y mujeres que viven envanecidos en su propia vanidad, soberbia y orgullo. Y aun así, la mano de YHWWH está extendida para que la gente se arrepienta.

13. Pero en lugar de arrepentirse, la gente ha sacado la Biblia y la oración de las entidades públicas y gubernamentales, y como consecuencia de ello, han perdido la sabiduría por lo que eligen gobernantes corruptos y mentirosos que promueven millones de abortos cada día; que miran sin importarles cómo millones de niños y jóvenes se pierden en la adicción a la droga, a la pornografía y a la tecnología; que aplauden y apoyan la aberración y legalizan el matrimonio homosexual; que amparan a los homosexuales con leyes soberbias y rebeldes para que adopten niños para continuar proliferando la aberración, bestialidad y perversión; que operan indiferentes ante el secuestro de millones de niños y jóvenes quienes han sido sometidos al monstruo de la esclavitud sexual; que hacen fiestas y cócteles de bacanales, orgías y desperdicio de comida mientras hay millones de indigentes por todas partes; que hacen alianzas y conspiraciones con organizaciones fanáticas que siembran la muerte y el terror, todo para obtener más poder y dinero.

Y la iglesia de Cristo, que no dice ni hace nada ante la degeneración, libertinaje, anatema y apostasía que proliferan por doquier, y en lugar de ello, han abierto las puertas en el nombre del amor y la compasión, a los hacedores de maldad, y ahora los casan, los ordenan y les ceden los altares santos para que prediquen la Palabra Santa, en lugar de obligarlos a que se arrepientan de su maldad. Millones de hombres, mujeres, gobiernos, iglesias, ministros y creyentes que llaman a lo bueno malo, y a lo malo bueno.

14, 15 y 16. Por ello, tanto los líderes perversos de la iglesia y de los gobiernos serán cortados la vida, porque los líderes de la iglesia y los gobernadores han engañado a quienes les fueron encargados guiar a la luz.

17. Y el Señor tampoco tendrá misericordia de los engañados, pues ellos oyeron la voz de los atalayas advirtiéndoles de sus pecados y llamándolos a arrepentimiento, pero ellos se burlaron de Dios. Y a pesar de todo el despropósito que guía la vida de los millones de hombres y mujeres que no han querido oír la voz de Dios, Él todavía tiene Su mano extendida para aquellos que quieran arrepentirse.

18. La maldad de la humanidad es la que enciende los volcanes y provoca los incendios forestales, los tornados, huracanes y terremotos; la maldad de la gente es la que provoca las sequías y las inundaciones, los deshielos de los polos y la contaminación de los aires; y es esa maldad la causante de la muerte de todos aquellos que han muerto en esos desastres.

19 y 20. Debido a ello, YHWH de los ejércitos está enfurecido y la oscuridad vendrá por causa de esa maldad; oscuridad donde el hombre no tendrá misericordia de su hermano, y robará su comida; pero el hambre azotará de tal manera, que los hombres terminarán comiendo la carne de sus hermanos y comerá la carne de su propio cuerpo.

20. Y a pesar de toda la maldad del hombre, el Señor todavía tiene extendida Su mano para aquellos que quieran arrepentirse.

El día malo ya está aquí, arrepiéntete ahora mismo, porque mañana puede ser muy tarde.

Hoy es el día, busca a Jesús, no demores más, arrepiéntete, seas creyente o no, y vuelve al seno de tu Salvador, porque Él es el único que te ayudará en la terrible oscuridad que se avecina.

«Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.» (2 Crónicas 7:14)

DIOS tenga misericordia de nosotros.
http://tunein.com/radio/Radio-web-El-Rey-Jes%C3%BAs-s244251/

Comments