El Espíritu Santo, Parte I


 📖🖊 Estudio Bíblico para hoy, Lunes 17 de Mayo, 2021.
        “El Espíritu Santo, Parte 1”
         Por: Dr. CF Jara.

Leer: Filipenses 3
«Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, Êl os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.» (Juan 14:26)

El Espíritu Santo es uno de los temas “tabú” que la iglesia contemporánea Jesucristiana ha mantenido bajo el “velo de lo intocable” junto con otros temas “prohibidos” como el Libro de Apocalipsis, la Sanidad interior o Liberación y la crucifixión, muerte y resurrección de Jesús, un tema casi exclusivo de la Semana Santa.

Pastores, ministros, líderes, presbíteros, superintendentes, obispos, etc., de las diferentes denominaciones cristianas guardan con tanto celo sus propias interpretaciones respecto a los temas antes mencionados, sin darse cuenta (o quizá lo que es peor si se dan cuenta) del gran daño que causan en los creyentes, tanto a corto como a largo plazo, porque debido a esa negligencia indolente, los convertidos que les han sido confiados, empiezan el camino de la Santidad tarde, o en muchos casos desgraciadamente nunca y perecen espiritualmente debido a como dice la Palabra “por falta de conocimiento.”

El Señor Jesûs dijo que “cuando un ciego guía a otro ciego, los dos van camino de perderse.” Muchos de los que sirven al Señor caminan en semi oscuridad, por lo que necesitan ver la luz de la verdad para luego testimoniar a otros.

PARTE I
EL PARACLETO
La primera vez que escuché esta palabra fue cuando siendo un chiquitín, vivía en casa de mi abuela y usualmente me llamaba así dándome a entender que era un incapaz. Luego de muchos años, volví a escuchar este término en una prédica. El Pastor llamó así al Espíritu Santo, pero obviamente se refería exactamente a lo contrario a lo que mi abuela me había hecho creer. Paracleto viene del griego ‘Paraclete’ (παράκλητος) y del Latín ‘Parakletus’, y ambos significan: Ayudante, Abogado y Consolador, las cuales son precisamente las 3 funciones del Espíritu Santo: Consolar, Guiar y Redargüir.

El Espíritu Santo no es nada más y ni nada menos que una persona, solamente que no es de carne y hueso como lo fue el Mesías, sino una persona cuya esencia es el aire y el viento divinos, con un ministerio diferente al que tuvo el Señor Jesús. Por esa razón no lo podemos ver, pero si escuchar y sentir, de la misma forma como sentimos el aire, el viento, el vapor de agua. Cuando las copas de los árboles, las flores del jardín y las yerbas del campo se mecen graciosamente ante sus ojos, no dude que es el Espíritu de Dios pasando por ahí. Alabe Su santo Nombre.

SU OMNIPRESENCIA
El Espíritu Santo, como parte y testigo de este Cuerpo perfecto y eterno, caminó desde el principio de los tiempos, junto con Dios Padre y Dios Hijo, diseñando la monumental obra y luego llevándola a ejecución. La creación estaba lista, el mundo estaba hecho, el hombre había nacido.

La presencia del Espíritu Santo se vuelve a manifestar con supremo poder por los últimos dos mil años, comenzando en el tiempo que el Señor Jesucristo ejerció Su ministerio. Es necesario aclarar que Jesús primero llegó al río Jordán para ser bautizado por inmersión en las aguas por Juan “El Bautista”, y después de que emergió de las aguas y solo después, la presencia del Espíritu Santo se hace manifiesta y visible sobre el Jesús bautizado, lo que incluso da lugar a una declaración personal de Dios acerca de Su Hijo.

Si queremos establecer un orden en la iglesia de la tierra, vamos a basarnos en el orden de los eventos alrededor de la vida y llamado de Jesús y no alrededor de ninguna doctrina de hombre, por más “santo y puro” que se lo considere, lo cual ya es un error, pues la Biblia dice que NADIE es santo pues TODOS fuimos destituidos de antemano.

Posterior a los bautizos en las aguas y en el fuego, y mientras Jesús se encontraba en Jerusalén, es llevado por el Espíritu Santo al desierto de Judea, para ser tentado por tres ocasiones por el enemigo, pruebas que superó dando testimonio de lo que está escrito en los Evangelios, por causa de Su llenura del Espíritu. Entonces, con esa misma llenura, va a buscar a los discípulos previamente elegidos desde su nacimiento para ser parte de este selecto grupo de primeros ministros de la iglesia. Continúa su jornada con el primer milagro en Canaá, y luego con todos los cientos de milagros grandiosos, sanaciones, resurrecciones y liberaciones, durante los tres años de Su vida ministerial terrenal.

Jesûs llega con el poder del Espíritu a la Sinagoga de Cesarea de Filipo y lee Isaías 61:1-3, la cual es Su declaración personal acerca de la misión que estaba cumpliendo en la tierra. Debemos mencionar también todas las revelaciones que el Mesías recibió por parte del Espíritu, como por ejemplo en la última cena, donde dijo que alguien (Judas) lo habría de traicionar, que esa era la última reunión como humano con sus ellos, las tres negaciones de Pedro, el encarcelamiento, la tortura, las vejaciones, el juicio, Su condenación, el vía crucis, Su expiración en medio de los dolores más espantosos y Su propia resurrección al tercer día.

Entre otras profecías que hizo Jesûs tenemos la visitación del Espíritu Santo en el aposento alto, la destrucción del templo, la destrucción de Jerusalén, la caída del imperio romano, el nacimiento de Su iglesia en las primeras prédicas y conversiones masivas de Pedro, etc., etc.

Jesûs resucitó por obra del Espíritu Santo, ya no como el Hijo de Dios en cuerpo humano, sino en un cuerpo espiritual incorruptible, produciéndose en ese momento, la separación en la tierra entre Jesús y el Espíritu Santo, pues era necesario que el Hijo del hombre volviera a sentarse a la derecha del Dios Padre y que el Espíritu Santo, el consolador, se quedara aquí entre nosotros, hasta la segunda y final venida del Cordero Santo, luego de lo cual, los Tres volverán a habitar en uno.

EL EVANGELIO DEL ESPIRITU SANTO
El Espíritu Santo continúa Su presencia omnisciente a lo largo de todo el Libro de los Hechos, pues los milagros, maravillas y crecimiento y expansión de la Iglesia fueron gracias a Su intercesión. Continua Su presencia entonces, en las vidas de aquellos que recibieron las revelaciones para escribir los Evangelios, en los escribas anónimos, en los nuevos convertidos, en Pablo y sus misiones, en Juan y su revelación escatológica; en Esteban y en todos los demás mártires, en sus vidas y especialmente en los momentos donde eran muertos; en aquellos que guardaron celosamente los hechos en sus cabezas y/o en los papiros escritos; en los precursores de las primeras reuniones; en los posteriores líderes como Plinio, Flavio Josefo, Trajano, Policarpo, Agustín, Tomas de Aquino, Sta. Catalina de Siena, Wycliffe, Huss, Lutero, Calvino, los puritanos de América, los grandes pastores, apóstoles, profetas, evangelistas, maestros Bíblicos de los siglos XIX y XX, etc.

Nada de todos estos grandes y portentosos eventos humanos que han sucedido desde la resurrección de Jesús hasta los avivamientos de los actuales días, habrían pasado si no fuera por la presencia, la guía, los dones, los frutos y la inspiración del Espíritu Santo de Dios.


ORACIÓN
«Padre santo y misericordioso, alabado sea Tu Nombre por los siglos de los siglos. Gracias te doy, Señor, por la salvación para mi alma. Gracias por el sacrificio inmenso de Jesûs, Tu hijo unigénito. Gracias por darme vida esta mañana y gracias por la vida de los que amo. Te pido Señor, que bendigas este mensaje, que llegue donde tiene que llegar y que toque los corazones de los que tiene que tocar. Que aquellos que no te conocen todavía, te reconozcan, Padre amado, y que sientan la urgencia de entregar sus corazones a Cristo para que sea el Señor quien cambie y transforme sus vidas para bien, te lo pido en el santo nombre de Tu Hijo amado Yeshûa HaMashiah, sabedores de que Tû harás conforme a Tu santa voluntad, amén y amén.»

Μαρανάθα, Ιησούς έρχεται σύντομα.
Maranatha, Jesûs viene pronto.

"Îshu-nejar, Jesús, la Luz del mundo" 
Ministerios Cristianos Online 


  Baje el Mensaje de hoy:                                             Baje el Libro Prohibido:
 El Espíritu Santo, Parte I                                  Los Protocolos de los Sabios de Sion
                                            

                                                     Síganos en:      Facebook    ----      Twitter
                                    Ministerios Apostólicos “Îshu-nejar” son una división de 
                                                 los Ministerios Cristianos Online “Îshu-nejar”

Comments