La Iglesia Católica


Estudio Bíblico para hoy, Viernes 6 de Noviembre, 2020. No 1135
“La Iglesia Católica”
Por: CF Jara.

Leer: 1 Juan
«Jesús le dice: YO SOY el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.» (Juan 14:6, Biblia del Oso, 1569)

Estimado hermano católico, quiero recordarle que, si su reacción después de leer esto es insultar a mi madre y condenarme a los infiernos, eso no le agrada a su “virgencita.” En lugar de eso, pida al Espíritu Santo de Dios que le revele la verdad, y la verdad le será revelada y usted será libre para siempre.

Antecedentes
La iglesia Católica, que en griego quiere decir “universal” pero también “catalizadora,” fue fundada en el año 313 de nuestra era, es decir, 280 años después de la resurrección de Jesucristo. Su fundador fue el emperador Constantino, no Jesûs o el Apóstol Pedro como sostiene el Vaticano. Constantino, al formar la iglesia católica, se negó a seguir la tradición litúrgica llamada ‘Didajé’ de la primera iglesia y los apóstoles. Al contrario, instituye el Credo Niceno.

Constantino ordena también pintar sobre las estatuas de los dioses romanos, las imágenes de los personajes bíblicos, por ejemplo, encima de la estatua de la diosa Venus pintan a María, la madre de Jesûs; encima de la estatua de Júpiter, pintan a Pedro, y así sucesivamente.

La razón por la que Constantino fundó esta iglesia es que, los Cristianos descendientes de la primera iglesia, aquellos que anduvieron con Jesûs, eran perseguidos y asesinados (a pesar de ello, nunca renegaron de su fe). La madre de Constantino se hace Cristiana y ella le habla a su hijo acerca de Jesucristo. Entonces, el emperador decide parar la persecución haciendo legal al Cristianismo y lo fusiona con la religión politeísta romana, para tener contentos a los dos segmentos de la población del imperio. De esa manera, los Cristianos son aceptados en la sociedad y pasan a ser parte del imperio. Sin embargo, la doctrina litúrgica es distinta a las enseñanzas de Jesûs sobre todo porque la figura central para ellos pasa a ser la “santa iglesia católica, apostólica y romana”, y su dios principal es María, la madre de Jesûs, a quien elevan a la categoría de madre virgen de Dios y emperatriz del universo.

Pero una parte de estos Cristianos se negó a aceptar esa fusión cuando se dieron cuenta que la doctrina, la liturgia e incluso la persona a quien iban a dorar no era Jesucristo ni Sus enseñanzas. Entonces se alejaron a regiones distantes donde conservaron intactas las enseñanzas del Señor. Pero de ellos hablaremos más adelante.

Actualmente, la iglesia católica tiene alrededor de mil trescientos millones de miembros alrededor del mundo, y es en el continente americano donde está la mitad de estos miembros.

Datos Históricos
En 380, el emperador romano, Teodosio "el Grande", instituye el catolicismo como única religión oficial del Imperio romano.
-431, se inventa el culto a la virgen.
-594, se inventa el purgatorio.
-610, se inventa el título del papa.
-995, se cambió el significado de ‘kadosh’ (apartado) por el de santo.
-1079, se impone el celibato a los sacerdotes católicos.
-1090, se impone el rosario.
-1184, se perpetra la Inquisición.
-1190, se venden las indulgencias.
-1215, se otorga la potestad de la confesión a los sacerdotes.
-1311 se impone el bautismo de niños como dogma de salvación y expansión del catolicismo.
-1456 Johan Gutenberg inventa la imprenta y comienza la publicación masiva de la Biblia.
-1519, el monje católico Martin Lutero se separa de la Iglesia Católica y origina el protestantismo.
-1854, se inventa el culto a la inmaculada Concepción, que realmente es Israel como lo revela el capítulo 12 del libro del Apocalipsis.
- 1870, se impone el dogma de que el Papa es perfecto, no comete errores.

Jesûs No Es Una Religión Sino Una Relación
En primer lugar, Jesûs no vino a fundar ninguna religión ni a construir iglesias de ladrillos o peor, a pedir dinero a los creyentes. El Señor vino a enseñar Su mensaje de perdón, esperanza y redención. Por otro lado, la “iglesia” no se refiere a los templos, catedrales, etc., sino a “la reunión o asamblea de los creyentes,” de acuerdo a la palabra griega ‘ekklesía’ que se hablaba en aquellos días. Es Constantino quien tergiversa el significado cuando ordena que los templos paganos se adecuen para recibir a los miembros del recién fundado catolicismo. Aquellos decían “vamos a la iglesia” es decir, a la asamblea de los hermanos, pero con el tiempo, fue cambiando para identificar al edificio, lo cual es necesario que lo tengamos claro. 

El catolicismo sostiene que la conversación entre Jesûs y Pedro registrada en Mateo 16:18 es la confirmación para la fundación del catolicismo y que Pedro fue el primer papa y que tiene las llaves de la iglesia. Las tres cosas no tienen ni sentido ni soporte bíblico, teológico o histórico. Lo que Jesûs hizo fue profetizar lo que va a pasar al fin de los tiempos. El Señor estaba predicando parado frente al templo pagano de Pan, ubicado en la colina del mismo nombre donde los adoradores de satanás hacían sacrificios matando niños para su dios Moloch. Jesûs dice: «Sobre esta roca fundaré mi reino» y se refiere a la colina donde el Señor pisará en Su segunda venida y allí establecerá su Reino Milenial.

Jesûs nos vino a ofrecer una relación de amistad, confianza, esperanza, compañía, amor entrañable, pero, sobre todo, a enseñarnos que Êl es el camino, la verdad y la vida, y que sin Êl en nuestras vidas, no podremos accesar a la vida eterna a vivir junto a Êl en los cielos eternos. Y para comprobarnos que todo lo que nos ofrece es verdad, entregó Su vida en la cruz para morir en lugar de cada uno de nosotros, porque los que merecemos morir somos usted, yo y toda la humanidad, pues todos hemos pecado y no merecemos vivir. El Señor primero buscó a Sus discípulos, luego se fueron juntando cientos y miles que creyeron en Êl. Cincuenta días después de resucitar, Jesucristo ascendió a los cielos y encargó a los Apóstoles y a los primeros creyentes, a continuar con la enseñanza de Su mensaje por Samaria, Jerusalén, Judea y hasta los confines del mundo.

La Primera Iglesia
Así mismo hicieron los seguidores del Mesías, a quienes se les conocía como “los del camino” pues andaban por los caminos de la Palestina evangelizando a los viajeros. Un poco después, en la ciudad de Antioquia, les empezaron a llamar “Cristianos” porque eran los seguidores del Cristo. La primera iglesia empezó a reunirse en las casas de los creyentes y llegaron a formar una comunidad inmensa, a pesar de la persecución del Sanedrín y de los Romanos. El primer líder de esta congregación fue Santiago, el hermano menor del Señor. Todos los demás apóstoles salieron en viajes evangelísticos por Grecia, Turquía, Italia, India, Rusia, China Japón, España y Europa y otros países, donde murieron como mártires, excepto Juan, que fue el único que murió de anciano.

Tomaron la posta las generaciones siguientes, en medio de una persecución inmisericorde, pero sobrevivieron, reuniéndose secretamente en catacumbas (cuevas). Para hacer sus cultos usaban el documento escrito por los Apóstoles llamado 'Didajé' donde se reconoce a Jesucristo como el centro de toda la fe y la adoración, y sobre todo, la super Eminente Presencia del Nombre de Jesûs sobre todas las cosas creadas, las que se ven y no se ven, las que viven en la tierra, debajo de la tierra, debajo de los cielos y debajo de los mares.

Así llegaron los “primeros Cristianos” al siglo IV, al tiempo de Constantino. Cuando el emperador les propone mezclarse con la iglesia Romana pagana, una parte de ellos accede, pero el resto deciden alejarse y seguir manteniendo las tradiciones que fueron enseñadas por el Señor. Este remanente fundó la Iglesia Ortodoxa, Coptas, Egipcias, Armenias y otras, que si bien es cierto que veneran a María, el personaje central de su doctrina es Jesucristo.

El Vaticano Antes de la Biblia
Cuando hablamos del Vaticano, hablamos acerca de la corporación eclesial que controla el Catolicismo del mundo entero a través del Papa como cabeza de la organización, la cual es dueña de uno de los dos bancos más ricos del mundo. Pero es necesario decir que el Vaticano ha cometido a lo largo de los siglos, una larga lista de actos inmorales, ilegales, inhumanos, e inauditos, contrario a lo que el Dios que ellos dicen servir enseña. Para conquistar el poder, los papas autorizaron incestos, divorcios, asesinatos, abortos, conspiraciones, saqueos y robos, etc. Así mismo, permitieron la práctica masiva de la pederastia por parte de los sacerdotes, violaciones de miles de niños que asisten a sus catecismos, el homosexualismo dentro de los seminarios y el aborto masivo en los conventos de monjas. Los papas posesionaron reyes bastardos, presidentes asesinos, y apoyaron a dictadores que provocaron millones de muertos a lo largo de esta triste historia, por ejemplo, Hitler. De hecho, la iglesia católica nunca se pronunció cuando los nazis estaban asesinando a millones de Cristianos, católicos y judios en los campos de concentración. (Nota: Los judíos-kházaros torcieron esta trágica historia para aparecer ellos como la mayoría de los muertos en los campos de concentración, con el fin de inspirar la lástima del mundo. Pero de los seis millones de muertos, 5.2 millones fueron Cristianos protestantes y católicos.) 

Pero quizá la obra más criticada del Vaticano es que escondió la Biblia y centenas de documentos, cartas y escritos originales de los Apóstoles y testigos de los tiempos de Jesûs por más de mil doscientos años, porque no iban con la doctrina que enseñaban. Y casualmente durante esos mil doscientos años, la humanidad vivió en la edad conocida como la Edad Media o el “Oscurantismo,” tiempos de pobreza, depravación, epidemias, injusticia, y de la “santa inquisición,” que de santa no tiene nada, sino mas bien, persiguió y quemó vivos en las hogueras no a brujas o hechiceros sino a mujeres y hombres Cristianos que se habían negado a ser parte de esta iglesia.

El Vaticano Post Reforma
Hasta que, en 1456, Johan Gutenberg inventa la imprenta, y se empiezan a imprimir masivamente miles de Biblias. La luz de Cristo Jesús vuelve a alumbrar la tierra. Sesenta años más tarde aparece Martin Lutero que promueve el protestantismo. Entonces, la iglesia primera, la de la verdadera fe, resurge mil doscientos años después de que, por la obra desastrosa que hizo Constantino, fuera escondida de la gente. El planeta entero entra a la edad Moderna, conocida así porque en esta era se desarrolló la industrialización mundial que trajo gran prosperidad especialmente a Europa y que llevó a la fundación de los EEUU, el Nuevo Israel => Jer-USA-lem.

En este tiempo del desarrollo industrial, el Vaticano se involucró en todo y con todo, llegando a amasar una inmensa fortuna y poder en todos los campos del quehacer humano. Por ejemplo, en el área educativa a través de los Jesuitas, el brazo armado ejecutor del papado, que desciende de los Templarios y que tiene estrechos lazos con la masonería, los clubes Bilderberg y la casa Rothschild, los personajes sombríos que tienen el destino del mundo en sus manos. Los jesuitas fueron los encargados de moldear el pensamiento y la conducta (lavar el cerebro) de la humanidad, y de sembrar utopías, mitos, falsa historias y falsas ciencias. Pero como todo está escrito en la Biblia, entonces se puede confrontar la enseñanza mentirosa que los jesuitas impusieron especialmente en América Latina.

En el tiempo actual, el Vaticano no ha corregido sus errores y horrores pasados, sino que, al contrario, ha venido apoyando sistemáticamente conductas amorales y leyes que buscan destruir las instituciones fundadas por Dios desde el principio de la creación y que son los pilares morales de la sociedad humana, como el matrimonio, la familia y la sociedad. Por ejemplo, el mismo Papa ha hablado a favor del matrimonio gay, la ordenación homosexual, la legalización del aborto, y no ha dicho una palabra acerca del tráfico sexual de niños y adolescentes, de las actividades pedófilas de políticos, artistas de cine, o sacerdotes de su iglesia. Y acerca de la crisis mundial, ha hecho poco o nada por ayudar para compartir su inmensa riqueza entre los pobres que viven alrededor de catedrales fastuosas adornadas con altares llenos de oro.

Y para poner la guinda en la copa, ha salido a la luz una tenebrosa verdad: El papa Francisco es quien comanda el plan del globalismo, que es la antesala al Nuevo Orden Mundial, el estado político, económico, social, policial, militar y religioso que debe dar la bienvenida al Anticristo. Si, hermanos, el “santo” papa, el infalible, resulta que está trabajando en contubernio con las sectas secretas satánicas Iluminatis, los masones grado 33, China y los judíos kházaros para someter a la humanidad a los pies del enemigo de DIOS. El papa Francisco, el líder de la iglesia católica, es quien quiere el fin de la humanidad.

Diferencias Doctrinales
Compartimos algunas de las principales diferencias doctrinales entre el Catolicismo y el Protestantismo: 

Principales Diferencias Doctrinales entre el Catolicismo y el Protestantismo:



Cristianos
Los católicos no deben llamarse a sí mismos “Cristianos” pues su primer dios no es Jesucristo sino María, por lo tanto, deberían llamarse “Marianos.” En segundo lugar, la iglesia católica lleva a cabo sus “rezos”, adoración (idolatría), liturgia y predicación al nombre de María y a los cientos de “santos y santas”, mientras que a Jesûs lo mantienen crucificado en el altar, sufriente, impotente, inútil. De hecho, Jesûs es el nombre menos usado por el catolicismo.

María
María fue la madre de Jesûs, no de DIOS. Los papas son quienes fomentaron desde el principio, la adoración a María, una adolescente virgen descendiente de la casa de David, a quien DIOS escogió para que llevara en su vientre al Salvador. Después de la partida de Jesucristo a los cielos, María fue parte de la primera iglesia, pero no tuvo ninguna posición en el liderato. Fue venerada y amada por los Apóstoles y los miembros de la primera iglesia. El Apóstol Lucas la visitó en su vejez para recibir el recuento de la historia de la Anunciación y nacimiento del Señor. María murió de anciana, no hay tal ascensión a los cielos, no fue coronada por nadie, nadie le dio el título de “emperatriz del universo.” Todo esto es invención del Vaticano.

La adoración a María es idolatría y la idolatría es impulsada por satanás para robar la gloria a Dios. Por ello, todo aquel que adora a María, no recibe bendiciones a cambio, sino maldiciones, una vida triste, pobreza, enfermedades, vicios, sufrimientos, etc. Y ojo que la idolatría está en todas partes, incluida la iglesia protestante, donde muchos creyentes idolatran a sus pastores. Pero DIOS hace justicia siempre y lo satánico y falso siempre será expuesto a la luz de Cristo Jesûs.

Santidad
La Biblia dice que santo es solo DIOS. El Vaticano nombra santos a hombres y mujeres que si bien es cierto tuvieron vidas pías, una fe verdadera, y se separaron del mundo por amor al Señor, pero eso no significa que sean elevados a los altares, porque el altar es solo para DIOS. Todos los santos y santas del catolicismo han muerto, por lo tanto, cada vez que se enciende una vela a tal o cual santo o virgencita, se están prendiendo velas a muertos y eso es santería, idolatría, brujería. Y el Vaticano lo ha apoyado por miles de años. 

Reflexión Final
La Biblia es el libro que debe guiar la vida de los humanos a través de la presencia del Espíritu Santo, no las doctrinas de hombres, papas, pastores, “apóstoles”, etc., porque la Palabra de DIOS dice que TODOS los humanos pecaron. Y aquí entran los iluminados, de cualquier religión o secta que sean, todos somos pecadores ante los ojos de DIOS y solo Jesûs es el camino para el perdón de esos pecados.

Ningún ser humano, de la raza o religión que sea, del poder o dinero que tenga, sino tiene a Jesûs en su corazón, está condenado a quemarse en el lago de fuego por los siglos de los siglos.

Hermano mío, ninguna religión es de DIOS, ninguna, las religiones fueron creadas por el enemigo a través de los hombres para desviar la fe de donde realmente tienen que estar.

DIOS envió a Su Hijo único, Jesûs, a morir para que los humanos pecadores tengamos acceso a la vida eterna. Por lo tanto, Jesûs no es una religión sino una relación personal, una necesidad vital.

El guiador de nuestras vidas no debe ser el horóscopo, las cartas, la adivinación, el papa, el sacerdote, el pastor, el consejero, sino el Espíritu Santo del Dios Altísimo.

Ninguna iglesia es perfecta, ni necesaria. La iglesia no son los edificios. Nosotros los creyentes hacemos iglesia cuando dos o más de nosotros hablamos de DIOS.

Los sacerdotes católicos han fallado, pero también lo hacen los pastores protestantes, porque son humanos. Pero Jesucristo NUNCA falla, Êl siempre llega a tiempo, nos ama con un amor incondicional que supera todo el entendimiento humano.

Jesucristo es lo único cierto y verdadero, nadie más, nada más.
Hermano mio, ven a los pies de Cristo, no esperes más, mañana puede ser demasiado tarde. Jesûs te esta esperando con los brazos abiertos para ofrecerte perdón, redención, una nueva vida en la tierra y la vida eterna, allá, en la Nueva Jerusalén, donde no habrá más llanto, ni dolor, ni muerte.

Oración
«Amado Abba, eterno y maravilloso Hacedor del universo, hoy elevamos nuestra oración por todos los inconversos del mundo. Que alguien les lleve Tu mensaje Señor, te lo imploramos, y que cuando escuchen o lean Tu mensaje, su espíritu lo entienda y guie a aquel que no cree al arrepentimiento. Que sepan que Jesûs es el camino, la verdad y la vida hacia el perdón de los pecados y transgresiones, no importa cuán terribles sean, y de allí a la restauración de sus vidas. Sabemos que los tiempos del Fin ya están aquí pero Tú estás deteniendo las trompetas para que la mayor parte posible de inconversos se salve de morir en el juicio final. En Ti está nuestra esperanza. Te lo pedimos humildemente en el santo Nombre de Tu Hijo amado Yeshûa HaMashiah, amén y amén.»

הילה היא רק של ישוע המשיח 
Jesucristo es el dueño de toda la gloria. 

"Îshu-nejar, Jesús, la Luz del mundo" 
Ministerios Cristianos Online 


Bajar el Mensaje de hoy:                                    Bajar el Libro del Mes:
La Iglesia Católica                               Los Protocolos de los Sabios de Sio


                                                     Síganos en: Facebook  Twitter
                                    Ministerios Apostólicos “Îshu-nejar” son una división de 
                                                 los Ministerios Cristianos Online “Îshu-nejar”

Comments