¿Te estas preparando?

Miércoles 19 de Julio, 2017.

Nuestro Pan Diario
“¿Te estás preparando?”
(Por: Jennifer Benson Schuldt )

Leer: 1 Samuel 17:8; 32-37; 48-50
«… el Señor, que me ha librado de las garras del león y […] del oso, él también me librará de este filisteo…» 1 Samuel 17:37

La Biblia en un año: Salmos 13-15; Hechos 19:21-41

En la adolescencia, trabajé en un restaurante de comida rápida. El trato con los clientes no siempre era fácil, y recibía quejas por cosas que no eran mi culpa. Al tiempo, me presenté para un empleo en informática en la universidad. A los empleadores les interesó más mi experiencia con la comida rápida que mis habilidades en computación. Querían estar seguros de que supiera lidiar con la gente. ¡Mi experiencia en circunstancias desagradables me preparó para un mejor trabajo!

Cuando desafiaron a Israel a enviar a alguien a pelear contra Goliat, nadie fue lo suficientemente valiente como para aceptar, excepto David. El rey Saúl no estaba seguro de enviarlo, pero David le explicó que, como pastor, había matado un león y un oso para cuidar las ovejas (1 Samuel 17:34-36). Afirmó: «El Señor, que me ha librado de las garras del león […] también me librará de la mano de este filisteo» (v. 37).

David no había conseguido demasiado respeto por su experiencia como pastor, pero aquella situación lo preparó para pelear contra Goliat y, con el tiempo, transformarse en el rey más grande de Israel. Nuestras circunstancias pueden ser difíciles, pero, a través de ellas, ¡Dios puede estar preparándonos para algo mucho mejor! Dios usa las circunstancias presentes para prepararnos para el futuro.

Oración: Señor mi Dios, ayúdame a resistir en los momentos difíciles que vienen a nuestra vida de cuando en tanto, porque sé que me estás preparando para el siguiente nivel, para algo mejor. Tú nos adviertes en Tu Palabra que el camino del llamado no es un camino lleno de flores y miel sino al contrario, es un camino amargo y lleno de circunstancias que querrán hacernos renegar de nuestra fe, pero que también presenta, al final de la ruta y para aquellos que se han mantenido, las bendiciones poderosas puestas ahí por Tu propia mano. Te ruego que me ayudes a mantener puestos mis ojos en Cristo, el autor y consumador de mi fe, en el nombre de Tu Hijo Yahshua HaMashiaj te lo pido, amén y amén. 
-CF Jara-

La gloria es solo de Cristo Jesús.
DIOS te bendiga.

Encuentre más lecturas edificantes en Nuestro Pan Diario.
http://www.ministeriosishunejar.com

Comments