Y SI HE DE MORIR POR TI, ENTONCES QUE MUERA

<<CUANDO DANIEL REHUSÓ POSTRARSE ANTE LOS DIOSES BABILÓNICOS, JEHOVÁ LO PROTEGIÓ DE LOS LEONES. CUANDO ESTHER IRRUMPIÓ EN EL SALÓN DEL REY, JEHOVÁ CUIDÓ SU VIDA. LOS DOS FUERON OBEDIENTES Y CONTESTARON AL LLAMADO DEL SEÑOR: "YO VOY, Y SI HE DE PERECER, QUE PEREZCA" ASÍ ES COMO DEBE SER NUESTRO AMOR Y CONVICCIÓN POR EL ALTÍSIMO, QUE SI HEMOS DE MORIR POR EL, ENTONCES QUE MURAMOS>>

Comments