Solidaridad con el Misionero Miguel Sanchez García

Miguel Sanchez García
Hola amigos y hermanos en Cristo. Soy Gina, la esposa del misionero Miguel Sanchez. Siento fuertemente del Espíritu Santo,levantar un gran clamor a favor de mi esposo, solicitando y suplicando con gran quebrantamiento, para que sigan orando ... y orando por la salud y la vida de mi marido y siervo de Dios. Estamos sometidos y rendidos absolutamente a su soberana voluntad en toda situación. No obstante,por causa de la larga duración de esta prueba,casi siete meses. No entendemos el plan y propósito de nuestro maravilloso Señor,con esta especifica situación,aunque seguro que Dios nos dará su revelación a su debido tiempo.

Conocemos el inmenso poder de Dios,toda su gracia y todas sus promesas,en nuestro servicio a Dios,especialmente mi marido, por 26 años de trabajo misionero,predicando el evangelio y viviendo por fe siempre.

Amamos profundamente al cuerpo de Cristo.Por ello, recurrimos ahora a ese pueblo de Dios y sus ministros. De la misma manera que hemos recibido todo el apoyo y el respaldo de nuestra iglesia local en Tampa con nuestros pastores amados, Eddie e Ivonne Medina, de Aposento Cristiano para las Naciones, en Land o Lake, ademas, de las iglesias de Aguadilla,Moca, y Manatí, con sus pastores y del resto de iglesias de Puerto Rico y de otras naciones hispanas,que nos conocen Y NOS AMAN DE VERDAD.

Como esposa de Miguel,que conoce su pasión por Jesús y la obra de Dios.Que Miguel ,ha sido toda su vida un intercesor y un gladiador de mil batallas,fluyendo por el Espíritu Santo y la gracia de Dios para bendecir a cientos y a miles,sin mentir nunca, especialmente a los mas pobres, a los enfermos y presos, a tantísimos perdidos y a las iglesias de Cristo.

Por todo ello, sabiendo de la gravisima aflicción física que tiene mi esposo hoy, esperando un milagro total de sanidad divina y la total recuperación de la salud de mi marido. POR FAVOR,POR FAVOR, humillada a lo máximo ante Dios.

Les ruego que como hizo la iglesia primitiva de interceder sin cesar por el apóstol Pedro, cuando estuvo preso, y los miles de testimonios que existen después y hasta hoy, del poder que tiene la oración en acuerdo congregacional. OREN Y OREN A DIOS POR MI ESPOSO MIGUEL, PARA QUE RECUPERE SU SALUD Y VUELVA A SER EL PREDICADOR DE FUEGO Y DE AMOR QUE SIEMPRE FUE,PARA LA GLORIA DE DIOS.

Finalmente,no me avergüenzo de solicitar también, toda ayuda económica en ofrenda de amor al Señor,que quieran hacer voluntariamente con paz y gozo del Espíritu Santo,para sembrar en nuestras vidas,como misioneros de Cristo, en esta hora de fuerte necesidad. DIOS PROVEERÁ PARA NOSOTROS Y PARA TODOS.

PO BOX,13874.TAMPA,FLORIDA,33681. Mil gracias en Cristo. Georgina de Sanchez

Comments